Nation & World

Madre de Fort Lauderdale muere de un disparo accidental

Todo comenzó cuando tres jóvenes manejaban por Pompano Beach en las primeras horas del martes. Uno de los pasajeros, que viajaba en el asiento trasero, sacó un arma de fuego. Según los investigadores, el joven quiso jugar con el revólver.

De repente, un disparó se escapó del arma.

Horas después, la conductora del vehículo –y madre de dos hijos- estaba muerta, y el hombre que le disparó detenido y acusado de su muerte.

Luego de intentar brevemente ocultar qué pasó, Carlos A. Martín, de 26 años, le dijo a la policía de Broward (BSO): ``Le disparé accidentalmente''.

Y la familia de Tiffany Littlepage, de 21 años, se enteró que la joven había muerto.

``Ayer mismo me dijo: `Mamá, vuelvo después. Te quiero'. Y le respondí: `Yo también te quiero' '', le dijo entre sollozos la madre de Littlepage, Robin James, al canal WFOR-CBS, asociado noticioso de The Miami Herald afuera de la casa familiar en Fort Lauderdale.

El incidente ocurrió a alrededor de las 12:30 a.m., dijo el BSO. Littlepage era quien conducía, con su novio sentado en el asiento del pasajero, y Martín sentado detrás.

Cuando se dirigían hacia el este por la cuadra 300 de West Atlantic Boulevard, Martín sacó un revólver calibre .22, de acuerdo con el informe del arresto.

De pronto, el arma se disparó. Littlepage resultó herida en la espalda. Su novio pensó que alguien le había disparado, dijo el BSO.

El hombre tuvo que tomar el control del automóvil, primero dejando que se bajaran de él Littlepage y Martín, y nluego estacionándolo en un estacionamiento cerca del Ayuntamiento de Pompano Beach, en la cuadra 100 de West Atlantic Boulevard.

Martin lanzó el revólver cerca de una parada de autobús, dijo el BSO. Un automovilista se percató de la conmoción, y llamó al 911.

La policía encontró a Littlepage en el suelo. Los rescatistas llegaron y la llevaron al hospital North Broward Medical Center en Deerfield Beach, donde falleció horas más tarde.

Al principio, Martín trató de ocultar lo que había sucedido, hasta que los agentes le hallaron en un bolsillo cinco balas calibre .22, dice el informe.

Entonces, el hombre confesó.

Martín fue acusado de un cargo de homicidio impremeditado, un cargo de ocultar pruebas, y un cargo de posesión de arma de fuego con la que se cometió un delito. El martes por la noche, seguía en la cárcel del Condado Broward sin derecho a fianza.

Los agentes interrogaron y pusieron en libertad al novio de Littlepage.

  Comments