Nation & World

Payá culpa al Gobierno de muerte de Zapata y dice oposición seguirá sin odio

El opositor cubano Oswaldo Payá, Premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2002, culpó hoy al gobierno del general Raúl Castro de haber ‘‘asesinado lentamente'' al preso político Orlando Zapata Tamayo, y afirmó que la oposición continuará su lucha "sin odio''.

''Fue asesinado lentamente durante muchos días y muchos meses en todas las prisiones en las que fue confinado'', afirmó Payá en una declaración entregada a Efe en La Habana, en la que denuncia los "ultrajes, desprecios racistas y abusos'' que sufrió Zapata por parte del gobierno.

Zapata, un albañil de 37 años, falleció ayer en el hospital Amejeiras de La Habana, al que fue trasladado desde un centro médico para reclusos tras pasar 85 días en huelga de hambre.

El disidente exigía ser tratado como "prisionero de conciencia'', condición que le reconoció Amnistía Internacional (AI) en 2004, informaron fuentes opositoras.

La declaración de Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), resalta que debido a las "golpizas'' y "tratos inhumanos'' recibidos en prisión, la salud de Zapata Tamayo "estaba deteriorada''.

''Denunciamos al gobierno cubano por ser responsable del encarcelamiento injusto y arbitrario y muchos abusos y ultrajes contra Zapata'', agrega la nota del premio Sajarov de 2002.

''Denunciamos a sus verdugos carceleros y a los agentes de todos los cuerpos represivos que ejecutaron con sadismo esta acción lenta pero igualmente criminal'', añade.

El líder del MCL también acusa a los tribunales "que tuvieron la inmoralidad de condenarle'' y "a todos los que son protagonistas en los medios de prensa oficiales y oficiosos'' que con sus "mentiras y silenciamientos justifican, alientan y hacen posibles estos crímenes''.

''Denunciamos -continúa- a todos esos gobiernos que en este continente y en el mundo junto a muchas instituciones y personajes prefieren la relación armoniosa con la mentira y la opresión a la solidaridad abierta con el pueblo cubano. Todos son cómplices de lo que ocurre y de lo que ocurra''.

La oposición no ha buscado "mártires'' y continuará "la lucha, sin odio, pero determinados hasta que Cuba sea libre y los cubanos dejen de sufrir esta humillación penosa que es vivir sometidos a la mentira por el miedo'', dice la declaración.

Este miércoles Payá también acusó al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que este martes inició una visita a La Habana, de ser cómplice de las violaciones de los derechos humanos en Cuba.

En una entrevista publicada por el diario brasileño O Globo, el opositor cubano afirmó que el Gobierno de Lula "no ha dado ninguna palabra de solidaridad para con los derechos humanos en Cuba'' y "ha sido un verdadero cómplice'' de su violación.

  Comments