Nation & World

Critican actitud de EEUU tras arresto de contratista en Cuba

Ocho republicanos del Congreso afirmaron el viernes que la administración de Barack Obama estaba tratando de "apaciguar'' al gobierno cubano tras el arresto en La Habana de un subcontratista estadounidense y llamaron a la cancelación de las conversaciones migratorias fijadas para el 19 de febrero.

"Estamos sumamente preocupados por la manera en que la administración está manejando el arresto de Alan Gross'' y el impacto de los programas para promover la democracia en Cuba, afirmaron en una carta a la secretaria de Estado Hillary Clinton.

Gross, un subcontratista de Maryland que trabajaba para la Agencia Para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID), está preso en La Habana desde el 4 de diciembre, tras haber suministrado equipos de comunicaciones a grupos judíos en la isla.

La carta a Clinton observa que, tras el arresto de Gross, la USAID ha exhortado a los beneficiarios de fondos para promover la democracia a que no viajen a Cuba. Asimismo, a las organizaciones no gubernamentales "se les ha informado que el gobierno está considerando llevar los fondos de ayuda a la democracia en una ‘nueva dirección' ''.

"El gobierno cubano se siente muy amenazado por el evidente progreso del movimiento pro democracia y está utilizando el arresto del Sr. Gross para obligar a Estados Unidos a dejar de dar ayuda a la sociedad independiente de Cuba'', escribieron los congresistas.

Añadieron que aparentemente el gobierno ha optado por manejar el arresto de Gross tratando de apaciguar a la "dictadura cubana''.

La carta fue firmada por los hermanos Lincoln y Mario Diaz-Balart, Ileana Ros-Lehtinen, Connie Mack y otros cuatro republicanos de la Florida, así como por Dan Burton y Mike Pence, de Indiana; Thaddeus McCotter, de Michigan, y Todd Tiahrt, de Kansas.

Añadieron que USAID todavía no ha solicitado fondos para los programas dedicados a Cubade los años fiscales 2010 y 2010, "pese a las exigencias de la ley''. Varios beneficiarios de esos fondos se han quejado y están agotando rápidamente sus actuales asignaciones, de unos $40 millones aprobados por el Congreso en el 2008.

La carta también mencionó que el Departamento de Estado confirmó esta semana que su enviado tendría otra ronda de conversaciones migratorias con funcionarios cubanos, programadas para el 19 de febrero en La Habana.

"La exhortamos a suspender todas las conversaciones con la dictadura cubana hasta que el Sr. Gross sea liberado, y que usted demande que sea inmediatamente liberado'', escribieron los legisladores. "También solicitamos respetuosamente que llame a la USAID a proceder rápidamente con la solicitud [de fondos]''.

Un portavoz del Departamento de Estado declaró que a los funcionarios consulares estadounidenses en La Habana se les había permitido visitar a Gross esta semana. Esta es la segunda visita desde su arresto hace dos meses. Pero no se dieron más detalles debido a las leyes de privacidad, añadió el portavoz.

La preocupación de la administración por la detención de Gross "es una cuestión que les hemos planteado [al gobierno cubano] en múltiples ocasiones y que seguiremos planteando'', subrayó el portavoz, pidiendo anonimato debido a la política del departamento.

Gross, de 60 años, es un veterano especialista en el desarrollo, que ha estado vinculado con varios programas para darle acceso a internet a grupos de la sociedad civil en todo el mundo.

  Comments