Nation & World

Proponen independizar los tribunales de inmigración

Por casi 30 años el sistema federal de tribunales de inmigración ha funcionado bajo la tutela del Departamento de Justicia, un arreglo que los activistas que defienden a los inmigrantes consideran injusto porque el juez y el fiscal son empleados del mismo organismo cuyos agentes están tratando de deportar alacusado.

El martes, la influyente Asociación Nacional de Abogados (ABA), emitió un estudio que propone independizar al sistema de tribunales de inmigración, de manera que los jueces no sean empleados de una agencia federal de la rama ejecutiva.

El informe propone crear tribunales independientes similares a los que ya existen como los tribunales de impuestos o territoriales donde los jueces son independientes. Como alternativa, el informe propone la creación de otra agencia federal que supervise las cortes de inmigración.

La recomendación enfatiza la creación de tribunales conocidos en círculos legales como de Artículo Primero, porque fueron creados al amparo del texto del Artículo Primero de la Constitución de Estados Unidos.

"El modelo del Artículo Primero es probablemente el que sería visto como más independiente que otra agencia, porque sería un cuerpo enteramente judicial que, como tal, generaría el nivel más alto de confianza en sus resultados, utilizando un mayor prestigio en atraer los mejores candidatos para jueces y ofreciendo el mejor equilibrio entre la independencia y la obligación de rendir cuentas a las ramas políticas del gobierno federal'', según rezó la recomendación clave del estudio.

Aunque muchos abogados de inmigración y activistas que defienden los derechos de los inmigrantes han hecho propuestas similares, esta es la primera vez que la más influyente asociación de abogados de Estados Unidos realiza una detallada revisión del sistema nacional de los tribunales de inmigración.

El estudio, que consta de 500 páginas, es publicado en momentos en que la administración parece estar cerca de una decisión respecto a una reforma migratoria. En su discurso al Congreso sobre el Estado de la Unión la semana pasada, el presidente Barack Obama declaró: "Debemos continuar el trabajo de arreglar nuestro ineficiente sistema deinmigración''.

Elaine Komis, vocera de la Oficina Ejecutiva para la Revisión Migratoria, que opera el sistema de tribunales de inmigración, dijo que su oficina no haría comentario sobre el informe.

Pero los activistas que defienden a los inmigrantes manifestaron su satisfacción por la recomendación.

"En vista de los problemas prevalecientes en el sistema actual, los jueces están abrumados con casos y los inmigrantes con casos apremiantes encuentran frecuentes rechazos a remedios legales que se merecen'', manifestó Cheryl Little, directora ejecutiva del Centro de la Defensa del Inmigrante de la Florida (FIAC), que por largo tiempo ha abogado por ecuanimidad y eficacia en el sistema federal de tribunales migratorios.

Precisó que se necesita con urgencia un sistema judicial de inmigración que sea independiente del gobierno cuya misión es detener y deportar a los inmigrantes.

En otra recomendación, el estudio indicó que además de reformar el sistema de tribunales migratorios, el número de jueces debería aumentarse por lo menos en 100 para así reducir la cantidad de casos que cada juez maneja anualmente, de más de 1,200 en la actualidad a unos 700 comopromedio.

  Comments