Nation & World

FARC lanzan plan de reactivación y reclutamiento

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pusieron en marcha un plan para reclutar nuevos ideólogos, reconquistar corredores estratégicos y aliarse con paramilitares a fin de proteger operaciones mutuas de producción y tráfico de cocaína, según autorizadas fuentes colombianas.

El Plan Renacer, lanzado por el jefe de las FARC, Alfonso Cano, ha reactivado estructuras en zonas urbanas y rurales y ha creado un nuevo frente guerrillero en el departamento amazónico de Guaviare, algo que no ocurría hacía varios años, indicó un estudio de la organización no gubernamental Nuevo Arco Iris (NAI), con sede en Bogotá, dedicada al estudio de la violencia en Colombia.

Fuentes de inteligencia militar confirmaron a El Nuevo Herald que han sido capturados correos electrónicos en los que Cano exige a sus lugartenientes recuperar "al costo que sea'' más de 10 corredores que desde el centro de Colombia le permitan a las FARC caminos continuos hacia Ecuador y el Pacífico.

Cano, sociólogo bogotano de 62 años, comanda las FARC desde agosto del 2008 tras la muerte de Pedro Antonio Marín, alias Tirofijo.

También los servicios de inteligencia detectaron un intensivo programa de las FARC en busca de ideólogos, principalmente en la estatal Universidad de Antioquia. A su vez, los paramilitares buscan nuevos cuadros en la Universidad Industrial de Santander, en la ciudad de Bucaramanga, dijeron las fuentes militares consultadas.

Tanto las FARC como los paramilitares han perdido a la mayor parte de sus instructores políticos porque se han rendido o han sido abatidos. Ambas fuerzas necesitan adoctrinar a sus tropas para darles fundamentos ideológicos que supuestamente las diferencien de la delincuencia común y los enemigos naturales.

De hecho, Cano, cuyo verdadero nombre es Guillermo León Sáenz Vargas, fue reclutado por las FARC en la Universidad Nacional de Colombia, cuando estudiaba sociología y su papel en la organización ha sido principalmente ideológico.

El informe de NAI destacó que en el 2009 los ejércitos paramilitares hicieron presencia en 293 de los 1,120 municipios del país. Sus acciones están aumentando en regiones como los llanos del Oriente, Antioquia, la región central del Eje Cafetero y la Costa Norte. En Medellín se les atribuyen cerca de 2,000 asesinatos.

Precisó que el pie de fuerza paramilitar actual se aproxima a 11,000 hombres en armas que en el 2009 cometieron 2,286 agresiones contra la población civil y la fuerza pública, a un ritmo de 6,2 diarias.

Los nuevos y crecientes ejércitos paramilitares hasta ahora no tienen un mando unificado conocido y se lucran del narcotráfico, la prostitución, la extorsión y los juegos de azar, agregó.

A su vez, las FARC han mantenido hasta hoy en sus filas a 11, 500 guerrilleros y comenzó a recuperar la capacidad para atacar bases fijas del Ejército y regresar a los ataques urbanos, concluyó.

  Comments