Nation & World

Termina el domingo plazo de pago anticipado para estudios universitarios

Los padres inscritos en el plan de gastos universitarios prepagados de la Florida este año deben prepararse para una sorpresa.

Por una parte, está el aumento rápido y estratosférico de la educación prepagada, en que una de las categorías cuesta cuatro veces más que el año pasado. Esto es suficiente para que algunos padres sencillamente se retiren del popular programa.

Por otra parte está el costo proyectado de la educación en instituciones estatales, cuando el alumno llegue a los 18 años: $225,307. Esa cifra astronómica ha hecho que muchos padres, aunque descontentos con el costo, opten por asegurar el plan a los precios de hoy antes que sigan aumentando.

El pago anticipado de la matrícula universitaria durante el período de inscripción de 14 semanas, que termina el domingo a medianoche, costará a los padres $16,647. El pago anticipado del diferencial de matrícula --un nuevo cargo creado por los presidentes de universidades y la Legislatura en el 2007-- costará $19,775 adicionales. Los padres que compraron el plan antes del 31 de enero del están exentos del diferencial.

Los padres pueden fijar los precios actuales con un pago inicial de sólo $50, y hay planes de pagos mensuales.

Pero con plan de pago o sin él, los $19,775 que cuesta el plan de diferencial de matrícula es un aumento enorme en comparación con los $4,600 que costaba hace un año.

"Ahora hay que pagar este cargo extra, que no se sabe de dónde salió'', dijo Jordana Macdonald, de Coral Gables, que hace poco compró un plan para su hija Mika, de dos meses de nacida. Macdonald adquirió el plan de matrícula básica y el diferencial. "Así que ahora tengo que pagar más de $200 al mes''.

Los estudiantes universitarios pagan en este momento un máximo de $13.74 por crédito/hora en matrícula diferencial, pero prepagar ese cargo a futuro se ha convertido en algo exorbitantemente elevado debido a lo rápido que este nuevo tipo de matrícula se espera que aumente, potencialmente hasta 15 por ciento anual.

Macdonald tendrá que hacer esos pagos mensuales durante los próximos 18 años, pero dice que es un sacrificio que vale la pena. Uno de los mayores atractivos del plan es el que el costo proyectado de la educación en la Florida dentro de 18 años sea $225,307.

"Es asombroso'', dijo Macdonald. "Mi casa cuesta menos que la matrícula universitaria''.

El año pasado los legisladores estatales hicieron mucho menos estrictas las restricciones sobre la rapidez con que la matrícula puede aumentar anualmente. Usando la matrícula base o el nuevo cargo por diferencial de matrícula (o una combinación) los colegios universitarios estatales están en libertad de aumentar los precios 15 por ciento al año. Los aumentos pueden continuar hasta que la Florida llegue al promedio nacional.

No cabe duda que el cargo del diferencial aumentará rápido, porque las universidades pueden aumentarlo sin ningún voto en la Legislatura. Ese voto sólo hace falta para aumentar la matrícula base.

A pesar del precio mayor, la educación prepagada sigue siendo un buen negocio, dice Todd Battaglia, presidente de la firma de planeación financiera Meg Green & Associates, de North Miami Beach. Una razón importante es que el programa está garantizado por el estado de la Florida, lo que lo convierte en una de las pocas opciones de ahorro en estudios universitarios inmune a los vientos del mercado bursátil.

"La gente está lamentándose de no haberlo hecho antes'', dijo Battaglia. "Pero al final es una forma de pagar la educación de los hijos . . hay mucha incertidumbre hoy y siempre es conveniente contar con algún nivel de certidumbre''.

Battaglia recomienda pagar por adelantado ambos tipos de matrícula, pero no pagar el costo del albergue y otros, porque no hay manera de saber qué tipo de vivienda escogerá el menor cuando llegue a la universidad. Otros planes de ahorro para estudios universitarios, que se basan en activos bursátiles, como el plan 529, pueden usarse para pagar el albergue y otros costos, dijo.

No está claro cuánto ahorrarán los padres comprando un plan prepagado este año, en comparación con el próximo, porque esos precios se determinarán cuando la Legislatura se reúna esta primavera, pero sin duda alguna serán mayores.

La Florida está en el lugar 49 a nivel nacional en costos de matrícula, así que el límite está muy lejos de alcanzarse. Los padres y estudiantes tienen por delante muchos años consecutivos de aumentos sustanciales de matrícula en las universidades estatales.

"Lo que han hecho es hacer explotar el costo de la matrícula'', se quejó el empresario miamense Stanley Tate, una figura clave en el desarrollo inicial del plan de estudios prepagados, y fue durante mucho tiempo el presidente de su junta directiva. ‘‘Esto sucede en todo el país. . . el costo de la educación universitaria está llegando rápidamente a un punto en que ya no es asequible''.

En la Florida y el resto del país la matrícula en las universidades de cuatro años casi se ha duplicado desde el 2000 y los aumentos en el promedio nacional han sido ligeramente mayores que en la Florida.

El estado se ha enorgullecido desde hace mucho tiempo de tener matrículas universitarias baratas, pero los aumentos recientes han sido tanto una respuesta al menor apoyo estatal así como al argumento de algunos expertos de que la calidad de la educación, no el precio, debe ser la meta principal.

Esta semana el gobernador Charlie Crist dijo que batallará para asegurar que los padres no sean los únicos que tengan que pagar más. Crist ha recomendado que el estado aumente en $100 millones este año los fondos estatales dedicados a la educación superior para crear la suficiente capacidad de instrucción e investigación en ciencias, ingeniería, matemáticas y medicina.

Durante los próximos cinco años, la Junta de Gobernadores de la Florida --que controla la educación superior pública en el estado-- espera duplicar los fondos para las escuelas estatales. Un aumento de matrícula podría ser responsable de ese aumento, pero la mayor parte saldría de los ingresos generales de la Legislatura y los beneficios de la lotería.

También es importante para el gobernador que 30 por ciento del cargo diferencial se dedique a prestar asistencia financiera a alumnos necesitados.

"Para mí eso es lo importante'', dijo Crist. "Eso es una gran diferencia''.

  Comments