Nation & World

Un símbolo de unión y paz para Brickell

La ruta de una escultura viajera, que se concibió en Ceuta, en el norte de Africa, se fundió en un taller en China, y se presentó por primera vez al mundo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, halla su destino final en Miami en el centro comercial Mary Brickell Village, donde se convertirá en un nuevo atractivo para los visitantes del distrito financiero y residencial.

Con 26 pies de alto y casi 18,000 libras de peso, La unión del mundo: monumento a la paz --un grupo escultórico en bronce compuesto por una figura de Hércules que emplea su mitológica fuerza para unir los dos pilares que un día marcaron los confines del universo-- se inaugura el sábado las 6 de la tarde en un evento al que asistirán personalidades de la ciudad de Miami, y en el que su creador, el artista español Ginés Serrán, recibirá las llaves de la ciudad de manos del alcalde Tomás Regalado.

"La unión del mundo tiene que ver mucho con Miami, una ciudad donde se da esta mezcla de culturas y de pueblos'', dijo Serrán, que espera que la escultura se convierta en un símbolo de paz y en un reto a las fronteras entre los países. "No estoy seguro de la significación que pueda alcanzar la escultura a través del tiempo, pero como Martin Luther King, yo también ‘he tenido un sueño', el de que llegará el día en que los pueblos se unan''.

Como artista de proyección internacional, Serrán cree que la unión del mundo debe buscarse "sin superioridad ni arrogancia, sino con humildad, y respetando las religiones, tradiciones e historia de los pueblos''.

Nacido en Ceuta y criado en Andalucía, Serrán vivió 30 años en Nueva York, donde se graduó de Antropología en New York University (NYU). Se convirtió en defensor de las minorías hispanas y nativas americanas, después fungió como asesor de las Naciones Unidas en temas indígenas, y ayudó a reducir la mortalidad infantil en países como México. Su obra, presente en las colecciones de museos como el Guggenheim, se ha desarrollado y exhibido en Africa, India, Japón, Malasia, Indonesia, y China, donde vivió los últimos cuatro años.

"En un momento me sentí incapaz de expresar mediante la palabra las experiencias que he vivido con las minorías'', contó Serrán, que desde muy joven comenzó a escribir y a publicar. "Mi lenguaje a través del arte se hace más universal'', añadió el artista que, en las culturas indígenas y en los pueblos pequeños, encontró "la fuerza del arte'', que en su opinión, se ha perdido en las grandes ciudades con la comercialización de esta actividad.

"Más que dejar un cuadro en la pared, me interesa llevar un mensaje'', afirmó Serrán, que concibió La unión del mundo después de terminar la pieza escultórica, Los pilares de Hércules, en la que el héroe separa Europa y Africa.

"Cuando estaba haciendo la escultura, pensé: ‘Toda mi vida, como antropólogo o como artista, siempre he tratado de romper las barreras; en la próxima escultura, en vez de separar las columnas, las uniré' '', recordó sobre el origen de La unión del mundo..., que es la escultura de tema clásico más grande del mundo y la tercera en la historia, después del Zeus de Fidias, y El coloso de Rodas, de Cares de Lindo.

Con el patrocinio de la Dra. Evangeline Gouletas, ex primera dama del estado de Nueva York y urbanizadora de más de 120 proyectos en diferentes ciudades de Estados Unidos, entre ellos el futuro edificio de condominios de estilo mediterráneo SkyPalace, que se construirá sobre el Mary Brickell Village, La unión del mundo presidirá una plaza donde se ubicarán otras esculturas de figuras comprometidas con la paz como Mahatma Gandhi, José Martí, Nelson Mandela y Martin Luther King Jr.

"Mary Brickell será una gran galería de arte'', expresó Gouletas, que se ha propuesto vincular arte y arquitectura en todos sus proyectos urbanos.

Actualmente tres galerías de arte exponen más de 100 piezas de Serrán, cuyas esculturas se pueden admirar también en los espacios abiertos del centro comercial.

  Comments