Nation & World

Obama: "La responsabilidad es mía''

El presidente Barack Obama asumió personalmente el jueves la responsabilidad por lo que llamó un "fallo sistémico'' por parte de las agencias gubernamentales en no detectar un intento de poner una bomba en un avión de pasajeros estadounidense el día de Navidad.

"La responsabilidad es mía'', afirmó, y enumeró medidas adicionales para mejorar la capacidad de inteligencia de Estados Unidos y la seguridad de la aviación.

En un discurso de 12 minutos en la Casa Blanca, Obama aseguró que ha ordenado a los servicios de inteligencia que asignen responsabilidades específicas para investigar todas las pistas sobre amenazas terroristas de alta prioridad, distribuya los informes de inteligencia con más rapidez y alcance, haga un mejor trabajo de integración de información existente y mejore los criterios para añadir personas a una lista de personas que no pueden volar.

Además, Obama ordenó al Departamento de Seguridad Territorial que fortifique sus asociaciones internacionales para la inspección de los vuelos, por medio de un mayor uso de tecnología óptica, y que trabaje en conjunción con el Departamento de Energía y laboratorios nacionales para crear y lanzar la próxima generación de medios de inspección.

Obama advirtió de los peligros de sucumbir a una "mentalidad de Estado de sitio'' que sacrifica las libertades y la sociedad abierta de EEUU, lo que afirmó era un objetivo de Al Qaida.

Obama pronunció su discurso al mismo tiempo que la Casa Blanca hacía pública la versión no clasificada de un informe que detalla las brechas de seguridad que supuestamente permitieron a un nigeriano de 23 años, Umar Farouk Abdulmutallab --quien era considerado un terrorista en ciernes-- subir a bordo de un avión de pasajeros con destino a Detroit con explosivos ocultos en su ropa interior.

De acuerdo con un sumario del informe publicado en el sitio de internet de la Casa Blanca, "los fallos y deficiencias más significativos'' encontrados por investigación de la Casa Blanca caen en tres categorías principales: el fallo de no analizar propiamente la información de inteligencia sobre un grupo terrorista en Yemen, Al Qaida en la Península Arábiga (AQAP), y sobre Abdulmutallab; el fallo de no "asignar responsabilidades'' para hacer seguimiento a la amenaza'', y "deficiencias en el sistema de listas a vigilar''.

El sumario afirma: "El gobierno de EEUU contaba con suficiente información antes del intento de ataque del 25 de diciembre para haber podido desbaratar el plan de AQAP, o sea, identificando al señor Abdulmutallab como un probable operativo de AQAP e impedir potencialmente que subiera a bordo del vuelo 253''.

El sumario añade que el problema "parece haber sido más bien el fallo de los componentes para ‘conectar los puntos' que una falta de información''.

Para explicar por qué una advertencia sobre las opiniones extremistas de Abdulmutallab no fueron vinculadas al hecho clave de que él tenía una visa para visitar Estados Unidos, el informe dice que "un error al escribir el nombre del señor Abdulmutallab resultó al inicio en la creencia del Departamento de Estado de que él no tenía una visa válida de EEUU''.

En una sesión de prensa después del discurso de Obama, quien no respondió preguntas, el asesor principal de antiterrorismo de la Casa Blanca, John O. Brennan, dijo: "Yo le dije hoy al Presidente que lo defraudé. . . Yo le dije que voy a trabajar mejor, y que trabajaremos mejor como equipo''.

La secretaria de Seguridad Territorial, Janet Napolitano, dijo que se han instalado 40 máquinas avanzadas de inspección corporal en los aeropuertos de EEUU, y que al menos 300 más están fijadas para ser instaladas este año. Con el tiempo, dijo, "podríamos instalar más de esa cifra'' en el 2010.

Además, dijo, el gobierno planea incrementar el número de agentes federales aéreos en los vuelos. El vuelo 253 no contaba con un agente federal aéreo a bordo, según funcionarios.

Napolitano subrayó que, más allá de las máquinas de inspección corporal, el gobierno se propone mejorar la seguridad de la aviación a través de "un sistema de capas'' que incluye detectores de magnetismo, tecnología de detección de explosivos, aumento del uso de perros entrenados para oler bombas, especialistas en "detección de la conducta'' y agentes adicionales.

Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo que las personas que lean el informe publicado el jueves se sentirán "algo asombrados'' de que las pistas sobre el sujeto no fueran vinculadas entre sí antes de que él estuviera a punto de volar el avión en Navidad.

El presidente Obama "está alarmado legítima y correctamente de que cosas que estaban disponibles, piezas de información que estaban disponibles, patrones de conducta de estaban disponibles, no suscitaron acción alguna'', dijo el general James L. Jones, asesor de seguridad nacional, a USA Today.

Obama calificó anteriormente el episodio de fallo sistémico del aparato de inteligencia del país. "Esto no fue un fallo en cuanto a recoger inteligencia'', dijo Obama encolerizado tras reunirse el martes con altos funcionarios de seguridad nacional e inteligencia. "Fue un fallo en cuanto a integrar y comprender la inteligencia que ya teníamos. . . Eso no es aceptable, y yo no voy a tolerarlo''.

Abdulmutallab fue acusado el miércoles de cargos que incluyen intento de asesinato y e intento de usar un arma de destrucción masiva para matar a casi 300 personas. Abdulmutallab deberá comparecer el viernes ante el tribunal federal.

En una declaración hecha el jueves, el Departamento de Seguridad Territorial dijo que las opiniones extremistas de Abdulmutallab salieron a relucir en una inspección de rutina de pasajeros que viajaban a EEUU del extranjero hecha por la agencia de Aduana y Protección de Fronteras.

Funcionarios de Seguridad Territorial dijeron que habían marcado a Abdulmutallab como a alguien que debía pasar más inspección de seguridad después de aterrizar, pero subrayaron que la información disponible no era suficiente para negarle acceso al vuelo.

  Comments