Nation & World

Candidatos al Senado debaten sobre Cuba

Los cuatro principales candidatos al Senado federal por Florida coincidieron por primera vez el lunes en el almuerzo anual del Comité de Acción Política US-Cuba Democracy, para fijar posiciones sobre el futuro de Cuba y sus relaciones con Estados Unidos.

"La búsqueda de una abierta, democrática y libre Cuba tiene que ser la guía para todas las acciones de Estados Unidos respecto a Cuba'', dijo el demócrata Maurice Ferré, que fue el primer orador del acto.

Ferré, ex alcalde de Miami, el representante demócrata Kendrick Meek, el republicano Marcos Rubio, ex líder de la Cámara estatal, y el gobernador Charlie Crist, subieron al estrado en un salón del Hotel Biltmore de Coral Gables para mostrar sus respectivos compromisos con la democratización y el respeto a los derechos humanos en la isla.

El Comité es una organización favorable al mantenimiento de sanciones contra el gobierno cubano. Entre los más de 400 asistentes se encontraban líderes empresariales y figuras políticas de la comunidad cubanoamericana, entre ellos los congresistas Ileana Ros-Lehtinen, Mario y Lincoln Díaz-Balart, y representantes del Congreso estatal.

Ferré también mencionó que las acciones represivas de las autoridades cubanas contra disidentes y activistas cívicos, como la bloguera Yoani Sánchez y las Damas de Blanco, son "pasos deliberados'' del gobierno cubano para sabotear los intentos de Washington en la búsqueda de una normalización en las relaciones bilaterales.

"Está claro que Cuba usa la confrontación contra Estados Unidos como una vía para legitimar su gobierno totalitario y justificar décadas de represión'', afirmó Ferré.

Rubio --el único cubanoamericano entre los candidatos-- tomó la palabra después para afirmar la libertad y los derechos humanos como pilares inalienables en la defensa de una política hacia Cuba.

"¿Todavía creemos cuando decimos que ningún gobierno tiene el poder que el pueblo no le ha otorgado?", se cuestionó Rubio durante su aplaudido discurso. "¿O es que hemos llegado a un punto de nuestra historia en el que creemos que vender arroz y ganado a una tiranía es más importante que mantener los principios fundadores de este país? ¿Estamos preparados para decir que enviar turistas a La Habana es más importante que muchas palabras que hicieron posible el nacimiento de esta nación?"

Meek valoró sus relaciones de colaboración con los representantes cubanoamericanos en el Congreso, y consideró que como miembro de la mayoría demócrata tendría la atención del presidente Barack Obama respecto a una política hacia la isla.

Destacó que en momentos en que Estados Unidos ha hechos gestos a favor de normalizar las relaciones con Cuba, el régimen castrista "no se ha movido una sola pulgada a favor de la democracia, las elecciones libres y la excarcelación de prisioneros políticos''.

Recordó que el senador cubanoamericano Bob Menéndez, demócrata por Nueva Jersey, resultó clave a comienzos de este año para implementar una legislación que mantuviera en el embargo hacia Cuba, "porque prioriza lo importante, aún cuando pudiera ser malinterpretado por los miembros de su propio partido''.

Crist cerró el foro recordando su historia personal, forjada por una familia de inmigrantes que buscó el sueño de una vida diferente, que es también "el sueño del pueblo cubano''.

"La libertad no es un asunto demócrata o republicano, es un concepto fundamental que nos une a todos en esta nación'', afirmó.

Durante el almuerzo, el Comité hizo un reconocimiento especial a la ex congresista demócrata Carrie Meek, de 83 años, madre del representante Meek, por su respaldo a la causa de la democratización de la isla.

"Nuestra tarea inmediata es apoyar a candidatos que no quieren el levantamiento incondicional de sanciones a Cuba, y que ponen por delante el tema de los derechos humanos y las reformas democráticas'', comentó el abogado Mauricio Claver-Carone, director ejecutivo del Comité.

  Comments