Nation & World

Solicitantes de asilo podrán ser liberados bajo palabra

Cuando los militares venezolanos José Antonio Colina y Germán Rodolfo Varela arribaron al Aeropuerto Internacional de Miami la noche del 19 de diciembre del 2003 informaron a los funcionarios de inmigración que eran perseguidos en su país y que querían asilo político.

Esperaban que las autoridades los dejaran ir a descansar a un hotel y luego comparecer en alguna oficina de gobierno para explicar su caso.

En vez de eso, los tenientes Colina y Varela fueron arrestados, amenazados con deportación y transferidos al centro de detención de inmigrantes en Krome, donde permanecieron detenidos por casi dos años y medio.

"Es muy duro que vengas buscando protección y te pongan preso'', manifestó Colina, que ahora trabaja en una compañía importadora de alimentos en Miami.

La era de las largas detenciones de extranjeros que llegan buscando asilo en aeropuertos y puestos fronterizos está llegando a su final.

Bajo procedimientos anunciados la noche del miércoles por la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), a partir del 4 de enero los solicitantes de asilo podrán ser liberados bajo palabra con más rapidez si pasan la llamada entrevista del "miedo creíble'' y no constituyen un peligro para la comunidad.

Miami ha tenido su cuota de casos polémicos por la detención de extranjeros que buscan asilo. Uno de los más dramáticos ocurrió en el 2004, cuando Joseph Dantica, de 81 años, pastor y fundador de la Iglesia Bautista del Redentor en Haití, arribó al aeropuerto de Miami. Dantica dijo a los funcionarios de control de pasaportes que deseaba asilo. Ahí mismo fue detenido junto con su hijo Maxo y enviados a Krome.

Ya en Krome, Maxo advirtió que los funcionarios se habían llevado el medicamento que su padre tomaba para controlar la presión alta. Al día siguiente en la entrevista del ‘‘miedo creíble'' Dantica vomitó y se desmayó. Más tarde murió en el hospital Jackson Memorial.

Activistas que defienden los derechos de los inmigrantes expresaron satisfacción por la nueva política de asilo.

"Es una excelente noticia'', expresó Cheryl Little, directora ejecutiva del Centro de Apoyo al Inmigrante de la Florida (FIAC), que demandó al gobierno federal para obtener el historial médico de Dantica. "Hemos estado exhortando a la administración hacer esto por algún tiempo y ahora va a ser más fácil para los solicitantes de asilo conseguir abogados y ganar sus casos''.

Hace más de 20 años, los solicitantes de asilo por lo general no eran detenidos al llegar. Se les pedía reportarse después a las autoridades de inmigración.

La política empezó a cambiar cuando investigadores federales descubrieron que Ramzi Yousef, condenado por organizar el ataque de 1993 contra el World Trade Center, entró al país sin papeles por el Aeropuerto John F. Kennedy, de Nueva York, el 1ro. de septiembre de 1992.

Funcionarios de inmigración dejaron entrar a Yousef después de que solicitó asilo. Organizó el ataque y huyó del país. Fue capturado en Pakistán y sentenciado en Estados Unidos a cadena perpetua en 1998.

Aunque los solicitantes de asilo continuarán siendo detenidos al llegar, ICE indicó que las autoridades por "lo general dejarán en libertad [. . .] a quienes tengan un caso de miedo creíble de persecución o tortura, de acuerdo con determinados criterios''.

Esos requisitos incluyen establecer la identidad de la persona, que no sea un riesgo de fuga o peligro para la comunidad y que no "existan factores adicionales que impidan la autorización de salir de la detención''.

Igualmente, los solicitantes que cumplan con todos los requisitos podrán ‘‘automáticamente ser considerados para libertad bajo palabra''.

Bajo los anteriores procedimientos los solicitantes de asilo tenían que pedir primero la libertad bajo palabra por escrito.

  Comments