Nation & World

Tormentas del norte demoran algunos vuelos en el sur de la Florida

El sur de la Florida podrá estar soleado, pero las tormentas del norte han estado causando cancelaciones de vuelo, así como demoras en los aeropuertos del área el miércoles por la mañana.

En el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), diversos problemas con el tiempo obligaron a los funcionarios de aviación a cancelar un vuelo temprano a Chicago, al igual que otro vuelo que debía partir de esa ciudad, dijo Greg Chin, portavoz del MIA.

Las tormentas del norte no han afectado la mayor parte de los vuelos que salen del MIA, dijo Chin. ``Pero esa situación podría cambiar a medida que avance el día'', agregó el portavoz.

Por su parte, en el Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood, los vuelos con destino al Aeropuerto La Guardia en Nueva York, y al Aeropuerto Internacional de Filadelfia tienen una hora de retraso como promedio, según la Agencia Federal de Aviación (FAA).

Los primeros vuelos del día programados para despegar del Aeropuerto Internacional de Palm Beach Internacional estaban todos ``a tiempo'' en las primeras horas del miércoles, pero ya esos aviones estaban en la pista desde la noche anterior, listos para partir.

Las tormentas invernales han dejado peligrosas capas de hielo, grandes acumulaciones de nieve, y fuertes vientos en su camino hacia el este, lo que creó un verdadero caos en el tráfico mañanero en el medioeste. Se pronostica que las tormentas se encaminan hacia Nueva Inglaterra.

Más de un pie de nieve se estima caerá en partes de Illinois, Wisconsin y Iowa, donde el Servicio Nacional del Tiempo advirtió de ``sumamente peligrosas condiciones de tormenta invernal''. Vientos con ráfagas de hasta las 50 mph podrían crear acumulaciones de nieve que se cree alcanzarían entre ocho y 15 pies.

La tormenta, que a principios de esta semana llenó el oeste de lluvia, viento y nieve, podría afectar hasta dos terceras partes del país cuando se desplace hacia la costa de Maine el jueves por la noche, apuntó Jim Lee, meteorólogo del Servicio Nacional del Tiempo en Des Moines, Illinois.

``Es una tormenta monstruosa'', dijo Lee.

La Associated Press, así como los reporteros del Sun Sentinel Rachel Hatzipanagos, Alexia Campbell y Jerome Burdi contribuuyeron a esta historia.

  Comments