Nation & World

Si viaja con más de $10,000, asegúrese de reportarlo

El arresto de un ex ministro peruano por no declarar un dinero que intentaba sacar de Estados Unidos ha puesto en alerta a muchos viajeros que desconocían las estrictas normas del gobierno federal.

Pero el mensaje de la oficina de Aduanas y Patrulla Fronteriza (CBP), a raíz de una consulta de El Nuevo Herald, no deja dudas: si sale de Estados Unidos con más de $10,000 en efectivo o en cheques más vale que los declare si no quiere problemas con la justicia.

Haga todo el esfuerzo por reportar las cantidades completas, no a medias, si no quiere terminar en la cárcel.

La advertencia se produce a raíz de numerosas llamadas que recibió El Nuevo Herald la semana pasada de lectores preocupados con la noticia del arresto en el Aeropuerto Internacional de Miami del ex ministro de Vivienda del Perú, James Allison Oyague, y su esposa.

Ambos fueron acusados penalmente el 5 de noviembre en la Corte Federal de Miami no sólo por dejar de reportar $32,250 en efectivo sino por no declarar esa suma en un formulario que llenaron.

"Yo he viajado muchas veces con más de $10,000 y no los reporté porque no sabía que estaba obligado a hacerlo, nadie me lo había advertido'', dijo un viajero que pidió no ser identificado para evitarse problemas con las autoridades.

Según los pasajeros entrevistados, las aerolíneas no entregan a sus clientes ningún formulario para declarar el dinero ni les advierten que deben hacerlo.

En entrevista con una emisora radial de Perú, Allison se quejó de que las autoridades federales del aeropuerto no informan públicamente sobre ese procedimiento.

"Hay carteles de todo, que no se puede llevar agua, cuchillos'', pero no se informa sobre esa obligación, destacó Allison, quien está en libertad bajo fianza en espera de juicio.

Norma Morfa, vocera de la CBP, explicó a El Nuevo Herald que los pasajeros que planean salir de Estados Unidos con $10,000 o más tienen la obligación de llenar el Reporte de Transporte Internacional de Moneda Corriente o Instrumentos Monetarios.

Conocido como el FINCEN 105, el formulario exige reportar cualquier moneda, no sólo dólares, y se entiende como instrumentos monetarios billetes, monedas, cheques viajeros, letras y money orders que sobrepasen el equivalente a $10,000.

Morfa admitió que puede haber una confusión de los viajeros al pensar que su obligación sólo es presentar el formulario de declaración de ingreso de dinero a Estados Unidos.

Explicó que los pasajeros del Aeropuerto Internacional de Miami pueden conseguir el formulario en la salida E, primer piso, en las oficinas de CBP General Declaration Area que funcionan las 24 horas.

Pueden también diligenciar la forma FINCEN 105 con tiempo bajándola del internet (www.fincen.EW gov/forms/files/fin105_EW cmir.pdf).

FINCEN (Financial Crimes Enforcement Network) es un organismo adscrito al Departamento del Tesoro de Estados Unidos cuya función es salvaguardar el sistema financiero del país.

El formulario se debe firmar bajo juramento asegurando que la información allí consignada ‘‘hasta donde llega el conocimiento'' del pasajero es "veraz, correcta y completa'', afirma la frase preimpresa del documento.

Allí se advierte que la persona que reporte información contraria a la verdad puede incurrir en perjurio.

Según la denuncia criminal, la esposa de Allison, Carla Robbino Montes, llenó el formulario CPB 503, con la misma provisión del perjurio.

Sin embargo, la pareja omitió declarar $10,200 que ella llevaba en su cartera y otros $20,000 que Allison tenía en su chaqueta.

A través de un sistema de comunicación del Departamento del Tesoro, los agentes federales comprobaron que ambos pasajeros "eran viajeros frecuentes y estaban al tanto de las obligaciones de reportar'', afirma la declaración de Randal Hill, agente de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

Hill consignó en su reporte que Allison es abogado penalista en el Perú y que ha llenado un reporte financiero por lo menos una vez a su ingreso a Estados Unidos.

El abogado de la pareja, Oscar Arroyave, aseguró a El Nuevo Herald que sus clientes se sometieron a un detector de mentiras que reflejó que su intención no era ocultar el dinero ni mentir a las autoridades norteamericanas.

  Comments