Nation & World

Fin de subsidio médico golpea a desocupados

Un nuevo estudio calcula que el fin de un programa de subsidio del gobierno podría obligar a millones de desempleados a dedicar más de 80 de la compensación por desempleo que reciben del gobierno a mantener la cobertura médica familiar que antes les brindaba su empleo.

Se estima que unos siete millones de desempleados y sus dependientes han recibido el subsidio temporal, que cubre 65 por ciento de la prima del seguro médico, a tenor con la ley COBRA.

Sin embargo, los nueve meses de subsidio vencieron el lunes para los que comenzaron a recibirlo en marzo por la Ley de Recuperación y Reinversión.

Los cálculos varían, pero los subsidios de COBRA pagan un promedio de $722 al mes del costo promedio nacional de cobertura familiar, que es de unos $1,111 mensuales, según Families USA, un grupo liberal de defensa del consumidor.

Sin el subsidio, la cobertura familiar de COBRA se llevaría un máximo de 83.4 por ciento de la compensación promedio mensual por desempleo, que es $1,333, según un informe de Families USA publicado el martes.

En nueve estados, entre ellos la Florida, la prima familiar de COBRA excede el pago promedio por desempleo, concluyó el estudio. La situación es peor en Mississippi, donde la prima promedio no subsidiada de COBRA, de $1,027 por cobertura familiar, es 22.4 por ciento más que el pago promedio mensual por desempleo, de $839, el más bajo de la nación.

Los otros estados en que las primas familiares promedio de COBRA exceden el pago medio mensual por desempleo son Alabama, Alaska, Arizona, Delaware, Florida, Luisiana, Carolina del Sur y Tennessee.

Los legisladores demócratas están esforzándose por incluir algún tipo de prórroga del subsidio de COBRA en un importante proyecto de ley de empleo que se está elaborando. El representante Joe Sestak, demócrata por Pennsylvania, y el senador Sherrod Brown, demócrata por Ohio, han presentado proyectos de ley separados para prorrogar los subsidios, pero no está claro cuán pronto se puedan conseguir nuevos fondos.

Mientras tanto, muchos desempleados tendrán que encarar la difícil decisión de pagar primas más altas, renunciar al seguro médico o buscar una cobertura más barata a través de programas gubernamentales o el mercado privado.

"Para millones de desempleados y sus familias, el subsidio federal de COBRA ha sido una ayuda inestimable. Por tanto, es esencial que la nueva ley laboral prorrogue esos subsidios'', indicó Ron Pollack, director ejecutivo de Families USA.

En general, COBRA permite a ciertos desempleados --a menos que hayan sido despedidos por conducta impropia grave-- mantener el seguro de salud que les proveían sus antiguas empresas por un máximo de 18 meses. Antes que se ofreciera el subsidio, sólo 9 por ciento de las personas que cumplían los requisitos lo aprovecharon, debido al alto costo.

Un estudio de Hewitt Associates concluyó que la cantidad de personas que toman el seguro más barato de COBRA aumentó el doble desde que comenzó a ofrecerse el subsidio en marzo.

  Comments