Nation & World

Crist suspende a alcalde de West Miami

Los políticos son por lo general locuaces, pero la fiscalía alega que el alcalde de West Miami, César Carasa, fue demasiado lejos.

Entre el 2006 y el 2009, según la fiscalía estatal de Miami-Dade, Carasa no pagó $70,756.37 en llamadas de larga distancia desde su teléfono móvil oficial. La fiscalía alega que las llamadas, a República Dominicana y China, no tenían ninguna relación con su labor municipal.

Carasa fue acusado de un cargo de explotación de su cargo, punible con una multa $500 y hasta 30 días de cárcel. El gobernador Charlie Crist lo suspendió.

No fue posible contactar a Carasa para que comentara sobre el asunto.

Según una declaración de los fiscales, en el 2002 la administradora municipal de West Miami dijo que Carasa --entonces comisionado municipal-- recibió un memorándum que explicaba que los funcionarios municipales que usaran sus teléfonos para asuntos privados tenían que pagar los cargos por exceso de llamadas.

Desde que fue electo alcalde por primera vez en el 2006, Carasa hizo casi 7,000 llamadas de larga distancia internacional. West Miami, según la declaración de la Fiscalía, no tiene ciudades hermanas.

En el 2008 un ejecutivo de Sprint se quejó de que las cuentas de Carasa se estaban pasando.

Cuando la administradora municipal llamó a contar a Carasa, según la declaración, el alcalde ‘‘le suplicó que hiciera lo posible para que pudiera hacer llamadas internacionales por el teléfono municipal''.

Según la declaración, Carasa señaló que no tenía vehículo oficial, un buen sueldo ni otros privilegios apropiados para su cargo y quería que la administradora municipal llegara a un acuerdo con la empresa telefónica. La petición fue considerada indebida.

  Comments