Nation & World

Plan de salud podría costearse con más impuestos

Los norteamericanos pudieran pagar miles de millones en nuevos impuestos durante varios años antes de que puedan ver algunos cambios significativos en el sistema de salud pública que el Congreso considera.

Algunos analistas dijeron que esto no es necesariamente malo. Demorar los cambios en la salud pública hasta, por lo menos, el 2013, como harían los proyectos de ley de la Cámara y el Senado, le daría al gobierno suficiente tiempo y dinero.

"Uno quiere poder financiar plenamente esas reformas, así que no hay razón para no empezar a recaudar dinero'', dijo Linda Blumberg, académica del Urban Institute Health Policy Center, un grupo de centro izquierda radicado en Washington.

Los críticos dicen que no hay garantías de que el dinero vaya a ser suficiente y, mientras tanto, los impuestos más altos pudieran dificultar salir de la recesión.

"Este es un plan de layaway'', indicó el senador Richard Burr, republicano por Carolina del Norte, al referirse al proyecto demócrata en el Senado, así como al arreglo según el cual los clientes de comercios pagan pequeños plazos por mercancías que sólo reciben cuando están completamente pagadas. "En cuatro años veremos cuán costoso realmente es este plan''.

El proyecto aprobado por la Cámara el 7 de noviembre impondría un recargo de 5.4 por ciento a los ingresos netos ajustados de más de $500,000 para personas individuales y de más de $1 millón para las parejas que declaren en conjunto a partir del 2011.

La Comisión Conjunta sobre Impuestos del Congreso estima que ese impuesto recaudaría $30,900 millones ese año, $31,700 millones al año siguiente y $45,000 millones en el 2013. El plan de salud administrado por el gobierno, u opción pública, así como el nuevo intercambio de seguros médicos, empezarían en el 2013, y la comisión conjunta estima que habría disponibles $138,900 millones de todos los impuestos para fines de ese año.

La comisión considera que según el proyecto del Senado, el gobierno recaudaría $108,500 millones hasta el 2014, cuando entren en efecto su opción pública, los intercambios de seguros y la mayoría de los otros cambios.

Entre los mayores impuestos en esa medida está uno al consumo en las pólizas de seguros de más de $8,500 para individuos y de $23,000 para familias, a partir del 2013. Ese año entraría en vigor un aumento de 0.5 puntos porcentuales en el impuesto de nómina del Medicare. Los individuos que ganen más de $200,000 al año y las parejas que perciban más de $250,000 anualmente, verían aumentar el impuesto en 1.95 por ciento.

A partir del año próximo, también se podría imponer algunos aumentos de gravámenes menores, notablemente uno de 5 por ciento sobre la cirugía cosmética hecha después del 1ro. de enero, y una tarifa a los fabricantes e importadores de ciertos dispositivos médicos.

Algunos expertos dijeron que recaudar fondos por anticipado no sólo es responsable, sino que se ha hecho anteriormente.

Stan Collender, veteranno analista presupuestario afirmó que "esto no es como lo que sucedió con el Seguro Social en 1983'', cuando los legisladores aumentaron las tasas de impuestos de nómina durante los próximo siete años para mantener solvente al sistema en el futuro.

  Comments