Nation & World

Demócratas consiguen los 60 votos para la reforma de salud

Los demócratas alcanzaron el sábado la cifra mágica de 60 votos para avanzar en el histórico proyecto de reforma de la salud.

Los líderes del partido lograron los dos últimos votos que necesitaban para facilitar la más importante iniciativa nacional del presidente Barak Obama.

En sus discursos largamente esperados, las senadoras moderadas Blanche Lincoln de Arkansas y Mary Landrieu de Louisiana dijeron que se alinearían con su partido y votarían a favor en la importante prueba a pesar de que todavía tienen discrepancias profundas ante la iniciativa de ley de 2,074 páginas para reformar el sistema de salud.

"La verdad es que este asunto es muy complejo. No hay un arreglo sencillo y es imperioso que construyamos sobre lo que ya funciona del sistema de salud en Estados Unidos'', dijo Lincoln a sus colegas en el Senado.

Horas antes, Landrieu había confirmado que votará a favor. Las dos representan el voto número 59 y el 60 para el líder de la mayoría del senado Harry Reid, que necesita como mínimo esa cantidad entre los 100 integrantes de la Cámara Alta para seguir con la iniciativa. Por su parte los 40 republicanos del Senado se mantienen unidos y firmes en su negativa.

"Me parece que hay suficientes reformas importantes y garantías en esta iniciativa como para seguir adelante, pero se necesita hacer mucho más todavía'', dijo Landrieu a pocas horas de la votación que se realizará a las 20 hora local (0100 GMT).

Según el proyecto de ley de Reid, casi todos los habitantes estarían obligados a comprar seguros médicos y se cobrarían miles de millones de dólares en nuevos impuestos a las aseguradoras y los estadounidenses de mayores ingresos para ayudar a ampliar la cobertura a los 30 millones de personas no aseguradas. Además, las compañías de seguros ya no le podrán negar sus servicios a las personas con ciertos problemas médicos ni abandonar a sus clientes cuando se enferman.

La votación en el senado surge dos semanas después de que la Cámara de Representantes aprobara su propia iniciativa de ley para la reforma con 220 votos a favor y 215 en contra. Después de la votación el sábado los senadores tendrán un receso por el Día de Acción de Gracias y a su regreso continuará el debate con posibles enmiendas y otros aprietos por tratar de conseguir la mayoría de los votos.

Los líderes del senado esperan tener una iniciativa final para antes de que termine el año, si eso sucede se podría cotejar la versión de los representantes con la de los senadores para que finalmente llegue un paquete completo al escritorio de Obama para su aprobación.

  Comments