Nation & World

Mueren tres adolescentes de Coral Springs al caer su auto en un canal

Cuatro adolescentes de Coral Springs que celebraban una fiesta con amigos de la secundaria se vieron involucrados en un accidente el domingo en University Drive poco después de la medianoche.

Lo que pudo haber sido sólo una simple demora se tornó en tragedia en apenas minutos, cuando el automóvil en que viajaban cayó en un canal. Sólo uno de los cuatro muchachos sobrevivió.

``Fue un ruido grande. Sonó como si fuera una explosión'', dijo Peter Lyons, cuya casa está junto al canal que corre al lado de Broken Woods Drive.

Uno de los chicos, Evan Sinisgalli, de 15 años, pudo salir del vehíoculo y llegar a la orilla, donde gritó desesperadamente pidiendo ayuda. ``Estaba en choque'', dijo Brittany O'Brien, de 20, que estaba sentada en el balcón de un edificio de apartamentos cercano con algunos amigos. De inmediato llamaron al 911.

Los vecinos que escucharon el impacto del accidente a las 12:18 a.m. dijeron que el auto estaba de narices en el agua cuando llegó la policía. Buzos de la policía se lanzaron al agia para tratar de rescatar a los pasajeros, dijo el sargento de la policía de Coral Springs Joe McHugh.

Sean Maxey, de 16 años, el conductor del Volkswagen del 2007, y los pasajeros Robert Nugent, de 16 años, y Anthony Almonte, de 16 años, fueron llevados al hospital Coral Springs Medical Center, donde después fueron declarados muertos.

McHugh dijo que Sinisgalli sigue hospitalizado el lunes por la mañana. Hasta ahora no ha sido interrogado, y la policía no tiene más detalles de lo ocurrido.

Maxey había obtenido su licencia de conducir hacía pocos meses, y había recibido el auto como regalo de sus padres. Le encantaba manejar, dijo Nick Lombardo, de 14 años, amigo de los tres de la escuela intermedia donde estudiaban.

``Eran mis mejores amigos'', dijo Lombardo. ``Mi corazón está junto sus familias''.

La policía dijo que al parecer Maxey trataba de doblar en University Drive desde Broken Woods Drive cuando su auto impactó a un Acura de color dorado que conducía Kiran Parekh, de 59 años, y vecino de Miami.

Después de chocar con el Acura, inexplicablemente Maxey puso el auto en retroceso, dijo McHugh, y se precipitó al canal.

Parekh no resultó lesionado, ni fue culpado en el accidente, apuntó McHugh.

Los investigadores le piden a cualquier persona que tenga algún tipo de información sobre lo sucedido que llame al detective Eric Schuster de la policía de Coral Springs al teléfono 954-346-1247.

  Comments