Nation & World

Turistas checos condenados a ocho meses de prisión, quedarán en libertad

Dos turistas checos arrestados en marzo en el aeropuerto internacional de La Habana, tras una riña violenta en la que lanzaron insultos contra Fidel y Raúl Castro, fueron condenados a ocho meses de prisión y quedarán en libertad en los próximos días, dijeron el jueves fuentes diplomáticas.

Zdenek Tovara, de 25 años, y Jaroslav Jirik, de 32, fueron enjuiciados el miércoles por desorden público y resistencia al arresto en un tribunal de Ciudad de La Habana, luego de que la fiscalía consideró desestimar los cargos de agresión y daños inicialmente presentados. De mantenerse los cargos, la sentencia hubiera podido incrementarse hasta los cinco años de cárcel.

"Los dos ciudadanos checos cumplirán la sentencia para el 22 de noviembre, por lo que su liberación deberá producirse en los próximos días'', declaró Petr Brandel, cónsul checo en La Habana. "Queremos reconocer el alto profesionalismo con que la fiscalía condujo el caso''.

Brandel confirmó también que uno de los acusados deberá abonar una multa equivalente a $1,600 coronas checas (unos $100) por los daños materiales ocasionados durante el incidente, aunque declinó identificar a la persona multada en cumplimiento de las reglas diplomáticas sobre protección de información. Al parecer la multa fue impuesta a Jirik, identificado como un experto en artes marciales.

Según Brandel, el tribunal tomó en cuenta la juventud de los acusados y dejó claramente establecido que no hubo "consideraciones políticas'' en el caso.

"Para nosotros este caso no tuvo un contexto político'', enfatizó.

Según contaron dos testigos a El Nuevo Herald, la trifulca --ocurrida el 22 de marzo-- estuvo matizada por los insultos lanzados por los turistas contra el ex gobernante Fidel Castro y el actual mandatario cubano Raúl Castro, luego de que el comportamiento violento de ambos obligara a la intervención de las fuerzas policiales.

Los hombres llegaron al aeropuerto en estado de embriaguez y continuaron bebiendo hasta que se desató el pleito, que movilizó a los trabajadores de varias tiendas cercanas para tratar de aplacarlos. Ambos estaban bastante golpeados al producirse el arresto.

Las autoridades cubanas permitieron el contacto permanente de los detenidos con funcionarios de la Embajada Checa. La sentencia judicial será entregada por escrito este viernes. Los acusados podrán apelar el fallo en un plazo de 10 días, pero la posibilidad de una reclamación es improbable atendiendo a la inminente excarcelación.

Otro ciudadano checo permanece detenido en Cuba por acusaciones relacionadas con posesión de drogas, según confirmó la misión diplomática checa.

Las relaciones diplomáticas entre La Habana y Praga se han mantenido a nivel de encargados de negocios, sin nombramiento oficial de embajadores, desde el desplome del comunismo en la antigua Checoslovaquia, en 1989, y el establecimiento de un sistema democrático con gobiernos abiertamente críticos hacia el régimen cubano.

En enero del 2001 dos altos funcionarios checos cercanos al presidente Vaclav Havel fueron detenidos cuando visitaban activistas disidentes en la ciudad de Ciego de Avila, 260 millas al este de La Habana.

En la actualidad el turismo de la República Checa hacia la isla alcanza los 11,200 visitantes anuales.

  Comments