Nation & World

Histórica votación sobre la reforma de salud

Después de un esfuerzo personal por parte del presidente Barack Obama, la Cámara se prepara para aprobar una legislación histórica que habrá de garantizar virtualmente acceso a atención médica para todos los estadounidenses.

En el Senado tendrá que vencer toda una serie de obstáculos.

Obama se reunió durante media hora con los demócratas de la Cámara en la mañana del sábado cuando empezó el debate que habría de tomar todo un día, y comparó el esfuerzo a la promulgación del Seguro Social y el Medicare.

"Es el momento de concluir la labor'', afirmó Obama más tarde en breves declaraciones en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

Los dirigentes demócratas esperaban una votación final sobre el proyecto de ley tarde en la noche, luego de un acuerdo de último minuto con contrarios al aborto, que querían dejar claro que no se podrían usar fondos federales para costear abortos opcionales. Se cree que tenían los 218 votos necesarios para la aprobación del proyecto de ley, con por lo menos cuatro votos de más.

Los republicanos, que expresaron oposición unánime al proyecto demócrata, ofrecieron una medida alternativa que se basaba grandemente en aliviar las regulaciones de las compañías privadas de seguro médico para reducir los costos de los que ahora tienen seguro, en algunos casos hasta 10 por ciento. Pero los analistas de presupuesto del Congreso afirmaron que el plan no alteraría para nada el número de personas que hay sin seguro, un cálculo que subraya la diferencia en las prioridades de ambos partidos políticos.

El proyecto de ley de la Cámara, que el representante republicano Roy Blunt atacó como "un mapa de 2,000 páginas de la toma de control de la atención médica por parte del gobierno'', efectuaría los mayores cambios en la medicina de Estados Unidos desde que se creó el Medicare hace 44 años, para brindar cobertura a las personas mayores e impedidas.

En esencia:

* Creará un plan administrado por el gobierno, una ‘‘opción pública'' para ofrecer una cobertura médica que compita con el sector privado.

* Creará mercados de seguro médico en el que los consumidores podrán comparar fácilmente cobertura y tarifas.

* Requerirá que casi todo el mundo obtenga seguro médico comenzando en el 2013.

* Requerirá que los planes de seguro permitan que los adultos jóvenes sigan incluidos en las pólizas de sus padres hasta que tengan 27 años.

* Suministrará ayuda financiera federal para consumidores de las clases pobre y media para que puedan tener seguro.

* Prohibiría a los seguros negar o limitar cobertura debido a condiciones médicas preexistentes.

* Prohibiría a las compañías de seguros que impongan límites de cobertura durante la vida.

* Expandiría la cobertura de Medicaid a más personas.

* Impondría un recargo de 5.4 por ciento a los ingresos brutos ajustados de más de $500,000 para individuos y de $1 millón para las parejas que presenten sus declaraciones de impuestos juntas.

* Impondrá penalidades a personas y empresas que no cumplan con la nueva ley.

La aprobación del proyecto de ley en la Cámara sería el primer paso crucial hacia la reforma del sistema de atención médica. Los demócratas del Senado esperan actuar para fines de año, y ambas cámaras gestionarían entonces un arreglo que requeriría la aprobación de ambas.

Según los parámetros de la medida de la Cámara, 96 por ciento de los estadounidenses elegibles tendrán seguro médico. La cifra actual es de 86 por ciento.

Obama no aceptó preguntas de los legisladores, pero su presencia fue una vívida prueba de que el Presidente ha puesto la reforma del sistema de salud en el tope de su agenda nacional, un cambio que ha eludido a otros presidentes durante hace casi un siglo.

"El vino a decir que ‘esto fue lo que dijimos en la campaña. Hagámoslo ya' '', declaró el líder de la mayoría demócrata en la Cámara, Steny Hoyer, de Maryland.

Los demócratas tienen una mayoría de 258-177 en la Cámara, lo cual quiere decir que incluso pueden permitirse el lujo de desacuerdos entre ellos y todavía tener una mayoría absoluta de 218.

Por lo menos 20 demócratas anunciaron su oposición por adelantado, pero parecía que había un arreglo tramitado el viernes por la noche sobre el volátil tema del aborto que finalmente aseguraba los votos necesarios para aprobar el proyecto.

Según está esbozado, la medida niega el uso de subsidios federales para adquirir cobertura para abortos en pólizas vendidas por compañías de seguros que estén en el nuevo ‘‘mercado'', excepto en casos de incesto, violación, o cuando peligra la vida de la madre.

Algunos demócratas enemigos del aborto procuraron restricciones mucho más fuertes que prohibirían cobertura para abortos, excepto en los casos mencionados, en cualquier plan vendido por el gobierno. También prohibiría cobertura de abortos en cualquier plan privado comprado por consumidores que reciben subsidios federales.

Esos legisladores no cuentan con una mayoría en el concilio político demócrata, pero sí en la Cámara cuando se suman a republicanos que concuerdan con ellos en cuanto al aborto.

Los dirigentes demócratas dudan que muchos votos cambien como resultado de la comparecencia de Obama, pero que "la energía que él le impartió al debate sí ayudará'' aseguró Jim Clyburn, demócrata por Carolina del Sur.

La Oficina de Presupuesto del Congreso estimó que la reforma costará $891,000 millones en 10 años.

  Comments