Nation & World

Jeb Bush eclipsa a Charlie Crist en encuesta

La mayor amenaza para el futuro político de Charlie Crist probablemente no sea su contrincante al Senado federal, Marco Rubio, sino el ex gobernador Jeb Bush, quien podría dar a este último un gran impulso si así lo quisiera.

Una nueva encuesta del Miami Herald, el St. Petersburg Times y Bay News 9 subraya cuán grande es aún la sombra de Bush sobre la Florida, casi tres años depués de dejar la gobernatura estatal: 46 por ciento de los encuestados dijo preferir el liderazgo de Bush hoy, mientras el 41 por ciento se mostró a favor de Crist.

Por otro lado, y más sorprendente, el 71 por ciento de los republicanos votaría hoy por Bush para gobernador, mientras sólo el 22 por ciento lo haría por Crist. "¿Hay ahí una ruta hacia la victoria para Marco Rubio?". "Sí, pero está muy ligado al apoyo de Jeb Bush", precisa el encuestador Tom Eldon.

"Crist habrá nombrado al último senador, pero Bush tiene en sus manos la designación del próximo", aseguró.

A pesar de sus ocasionales muestras de respeto mutuo en público, la rivalidad entre Crist y Bush es uno de los secretos mejor guardados en la Florida.

El ex gobernador es oficialmente neutral, pero a menudo alaba a Rubio y recientemente criticó a los líderes republicanos del país por tratar de desalentar las primarias para el Senado.

‘‘Esto es absolutamente una guerra a través de terceros entre dos clanes republicanos'', declaró al St. Petersburg Times Joe Scarborough, presentador de MSNBC y ex legislador republicano por Pensacola. "Y no es sólo sobre la Florida, sino qué político floridano se adelanta para postularse como presidente. Es un juego de suma cero. Cualquier ventaja de Charlie Crist afecta a Jeb Bush y cualquier ventaja de Jeb Bush afecta a Charlie Crist."

La encuesta a 600 votantes registrados se hizo entre el 25 y el 28 de octubre, vía telefónica. Fue aplicada por Schroth, Eldon and Associates, cuyos principales clientes son demócratas, y por Polling Co., que mayormente trabaja con republicanos. Tiene un margen de error de más menos 4 puntos porcentuales, y un poco má de 6 por ciento para las preguntas hechas sólo a demácratas o republicanos.

  Comments