Nation & World

Regalado promete nuevos aires

Si se le pregunta al hombre que más personas esperan que salga elegido como el próximo alcalde de Miami que describa su visión del futuro de la ciudad, se puede poner en naftalina los últimos ocho años de rápida urbanización.

"Hay que decirle a la gente cómo se gasta su dinero. Ningún acuerdo en la trastienda. Todo proyecto grandioso tiene que pasar primero por los votantes'', afirma el comisionado de Miami Tomás Regalado. "Tenemos que tomar un respiro''.

¿El anti Manny Díaz?

Es posible que esta actitud lo lleve al éxito.

Luego de 13 años de solidificar su base desde el púlpito del estrado de la Comisión y de los programas de radio y televisión transmitidos a los hogares de los votantes, Regalado se encuentra con una fuerte ventaja en la recaudación de fondos y en los sondeos con respecto a su colega de la Comisión Joe Sánchez en la campaña para la alcaldía de Miami.

Su método es hacer una conexión con los votantes cansados del estado de cosas en medio de una economía en desmoronamiento. Incluso durante las semanas finales de la campaña, Regalado sigue siendo el opositor.

La semana pasada, fue él el único que se opuso a las dos iniciativas finales más importantes del alcalde saliente Díaz: los estacionamientos del nuevo estadio de béisbol en La Pequeña Habana y la medida para reformar el viejo código de zonificación de la ciudad, llamada Miami 21. Ambas fueron aprobadas.

Pero esos votos negativos --que continúan muchos, muchos otros durante todos estos años-- subrayan la pregunta clave y aún sin respuesta sobre cuán bien gobernaría Regalado como alcalde: ¿podría el crítico convertirse en un creador de coaliciones en la ciudad más populosa del sur de la Florida?

El estilo de Regalado está siendo cuestionado incluso por algunos de sus partidarios.

El ex administrador de la ciudad Frank Rollason, un partidario suyo, se reunió recientemente con el comisionado para preguntarle sobre su visión futura de la ciudad.

"El no dijo mucho aparte de garantizar los servicios básicos'', dijo Rollason. ‘‘Pero creo que a lo mejor es hora de que nos tomemos un respiro por cuatro años''.

Algunos miembros de la comunidad empresarial de Miami están preocupados sobre la dirección que Miami podría tomar bajo Regalado.

"Existe una preocupación en ciernes de que podríamos dar un paso atrás hacia la política de antes'', dijo Mario Artecona, director ejecutivo del grupo político Miami Business Forum.

El cabildero José Cancela opinó: "La comunidad empresarial está tomando una actitud de espera con respecto a Regalado. No existe una visión clara en estos momentos''.

Regalado no quiere saber nada de grandes planes.

"Cuando yo hablo sobre nuestra ciudad, no visiono una metrópolis'', afirma el website de su campaña.

No obstante, a los 62 años, Regalado sigue siendo querido por los residentes hispanos de edad madura de la ciudad, e increíblemente popular en su distrito de Flagami, ambos fuentes esenciales de votantes en años lentos sin elecciones presidenciales como el presente.

La política no fue siempre parte de su vida, pero sí el popularismo.

Desde muy temprana edad, Regalado admiró a su padre, que era periodista, abogado y profesor de la Universidad de La Habana.

"El fue el último presidente de la Asociación de Periodistas de La Habana'', dijo Regalado. "Toda mi vida yo quise ser periodista''.

Ese viaje comenzó cuando él y su hermano de 7 años abordaron un vuelo de Cuba a Miami en 1962. Su padre ya había comenzado una condena de cárcel en Cuba por propaganda contra el gobierno que duraría dos décadas antes de poder llegar a Miami.

A la llegada de los pequeños Regalado a suelo estadounidense, ellos vivieron en un albergue de la Iglesia Católica en Kendall, y luego fueron recogidos por una tía. Su madre llegó a Miami en 1963, y Regalado se graduó de LaSalle High, una escuela católica privada en la ciudad.

Seis años después, en 1969, él estaba trabajando ante los micrófonos de una estación de radio en español de Miami, una decisión que lo llevaría luego a la televisión y acabaría llevándolo a un puesto gubernamental.

Ahora, Regalado hace un programa de noticias matutinas para el Sistema de Transmisiones en Español, y modera un programa noticioso de televisión llamado El Informativo en Telemiami.

El conoció a su esposa Raquel durante sus primeros tiempos en la radio; ellos se casaron en 1972 y tuvieron tres hijos. Racquel Regalado murió hace casi dos años a consecuencia de complicaciones del corazón.

A su muerte, Regalado dijo que estuvo a punto de retirarse de la campaña por la alcaldía. El continuó por ella, afirmó, luego que sus hijos lo convencieron. "Ellos dijeron que su mamá hubiera querido que yo lo hiciera''.

Regalado, que fuera elegido al puesto de Joe Carollo cuando Carollo se hizo alcalde en 1996, entró en la arena política de Miami al comienzo del momento más crítico de la ciudad.

Ese año, luego de que se descubriera que Miami se había pasado en $68 millones de su presupuesto, el estado tomó el control de las finanzas de la ciudad, y la cosa terminó en el arresto de varios administradores y, finalmente, de varios comisionados. Durante cinco años, las decisiones presupuestarias de Miami tuvieron que ser aprobadas por el estado.

"Eso me enfrió, y ese enfriamiento se ha quedado conmigo para siempre en lo que concierne a gastar los fondos públicos'', dijo Regalado.

Mientras tanto, gracias a su popularidad en la radio y la televisión, él fue reelegido sin problemas cuatro veces.

Regalado dijo que en estos momentos él está centrado en tres objetivos modestos: repavimentar las calles de su distrito, completar un muro en una subdivisión llamada Coral Gate, y construir una estación de bomberos en West Flagler Street.

Su posición anti-urbanización se ha mantenido consistente: él votó en contra de construir los condominios en el Mercy Hospital de Coconut Grove, el estadio de béisbol de los Marlins en La Pequeña Habana y un túnel al Puerto de Miami. El cuestionó los planes de un par de museos y un nuevo parque en Bicentennial Park, una de las joyas de la corona que quedan en Miami en cuanto a parques frente al mar.

Pero su tiempo en Miami y en su comisión no ha estado ausente de controversia.

En 1983, mientras trabajaba en una estación radial de noticias en español, Regalado ayudó a recaudar fondos para la defensa de Eduardo Arocena, quien luego fuera condenado por asesinato y numerosos atentados con bombas en lo que Arocena alegaba eran intentos de liberar a Cuba de Fidel Castro.

Al preguntársele si se arrepiente ahora de esa recaudación de fondos, Regalado afirma que "no'', y señala que otras estaciones hicieron lo mismo.

En 1999, la oficina de la fiscalía estatal investigó el uso polémico de Regalado de su tarjeta para gasolina de la ciudad, que se usó para comprar combustible dos o tres veces al día, comprando el doble de lo que los fabricantes de su Jeep decían que cabía en el tanque. "Ellos investigaron durante tres meses y no se presentó cargo alguno'', dijo Regalado.

Ese mismo año, se le confiscó su cheque de pago de la comisión cuando el IRS trató de cobrarle miles de dólares en impuestos que él debía.

En un debate reciente en el Museo de Ciencias de Miami, Sánchez hurgó en esa vieja herida financiera, cuestionando la habilidad de Regalado de supervisar las finanzas de la ciudad en un momento de grandes recortes presupuestarios y de un alza en los costos de pensión.

"Ellos me absolvieron total y absolutamente'', respondió Regalado.

Otro punto vulnerable de Regalado: él tiende a confundir sus datos.

En el mismo debate del mes pasado en el museo de ciencias, Sánchez se lanzó a la ofensiva luego que Regalado dijo haber votado en contra de los jugosos contratos sindicales que muchos culpan por las recientes calamidades financieras de Miami y un déficit de $118 millones que hubo que rellenar.

Sánchez señaló que Regalado votó en contra de los contratos sindicales en el 2003 --pero no los contratos del 2007 que ayudaron a crear un sistema en que ocho bomberos ganan más ahora que el administrador de la ciudad. Sánchez apoyó también ese acuerdo.

La campaña de Regalado ha vinculado a Sánchez con la alcaldía actual y usa los medios de prensa en español para cuestionar su experiencia en el cargo y afirmar que el apoyo a los tres sindicatos principales de la ciudad le harán más fácil negociar con ellos.

Hacia fines de septiembre, Regalado tenía una sólida ventaja de recaudación de fondos de $200,000, y hay carteles con su foto pegados por toda la ciudad.

El ha conseguido el apoyo de las asociaciones de vecinos hartas de la rápida urbanización.

"Tomás Regalado ha apoyado mucho más la protección y la preservación de los vecindarios'', opinó el activista del Upper East Side Elvis Cruz, cuyo apoyo ayudó a Marc Sarnoff a conseguir su puesto en la Comisión de Miami.

Sánchez ha ganado terreno en las últimas semanas criticando duramente a los sindicatos. "Yo no creo que él tenga un plan para echar adelante esta ciudad'', dijo Sánchez.

Con planes o sin ellos, Armando Gutiérrez, un poderoso cabildero que asesora la campaña de Regalado, dijo que está convencido de que las creencias profundas de su candidato lo llevarán a la alcaldía.

"Yo tengo muchos amigos'', dijo Gutiérrez, "y Tomás es el único que siempre dice las cosas como son --te guste o no''.

  Comments