Nation & World

Se dispara el costo de programas prepagados para universidades

Margo Johnson siempre consideró al Florida Prepaid College Plan, el programa de pago anticipado de los estudios universitarios, demasiado bueno como para rechazarlo. Por lo menos hasta este año.

La matrícula prepagada ya está costeando los estudios de su hijastro de 22 años en la Universidad del Sur de la Florida (USF), y cubrirá la matrícula universitaria de su hijo de 10 años.

Pero las perspectivas no son tan buenas para sus gemelas Mackenzie y Mckayla, que ahora tienen cuatro años.

Los precios aumentaron este año, y uno de los planes de matrícula prepagada ha aumentado en más de cuatro veces. "No lo puedo creer'', dijo Johnson, una enfermera de 44 años que vive en St. Petersburg.

El plan prepagado para cubrir en su totalidad la matrícula que cobran las universidades, la llamada matrícula diferencial, subió de $4,614 para un recién nacido el año pasado a $19,776 este año. Y eso además de la cuota básica de las universidades estatales, que también va a aumentar.

Estos aumentos se dan mientras el costo promedio de la educación universitaria se dispara mucho más que la tasa de inflación. A nivel nacional, las matrículas estatales y las cuotas en las universidades públicas están en un promedio de $7,020, un 6.5 por ciento más que el año pasado, según el College Board.

"Se está aproximando a un punto de crisis'', afirmó James A. Boyle, presidente del College Parents of America, una organización sin fines de lucro.

"Las escuelas no ven motivos para bajar los precios o mantenerlos fijos porque ven a la gente haciendo fila esperando por lo que ellos dan, que es un diploma universitario''.

El período de inscripción al programa prepagado de la Florida de este año empezó el 19 de octubre y continuará hasta el 31 de enero.

Los drásticos aumentos de precios también reflejan el cambio fundamental que está teniendo lugar en cuanto a quién paga por una educación superior en la Florida. En la medida en que la legislatura le va retirando el respaldo estatal a las universidades y éstas aumentan sus matrículas, una mayor parte de la carga recae sobre los estudiantes y sus familias.

La matrícula de la Florida es una de las más bajas del país, ya que el estado ocupa la posición 49 en cuanto a los costos. Es por eso que los legisladores han empezado a permitirles a las 11 universidades estatales que cobren una matrícula diferencial por encima de la matrícula básica del estado.

  Comments