Nation & World

Jornada electoral en Uruguay

Los uruguayos acudieron a las urnas el domingo para elegir presidente, legisladores y otros funcionarios, en una jornada en que el aspirante presidencial oficialista José Mujica y el opositor Luis Alberto Lacalle lucían con más posibilidades.

Mujica, un ex guerrillero tupamaro de 74 años, que fue preso político, ministro de ganadería y actualmente senador, es el candidato del Frente Amplio y fue uno de los primeros en votar en la capital. Las encuestas previas de distintas consultoras profesionales independientes le asignan una intención de voto que oscila entre el 44 y el 49 por ciento.

"No tengo cábalas'', dijo el candidato, pero tampoco "ansiedad, ni estoy nervioso ni nada. Voy a tomar (bebida de infusión de yerba) mate como todos los días'', señaló a la salida del local de votación.

Su principal contendiente es el ex presidente Lacalle (1990-1995), un liberal de 69 años de edad, quien representa al centroderechista Partido Nacional (o Blanco). Los sondeos se asignaron entre un 32 y un 35 por ciento de las preferencias.

Los otros partidos que participan son el Colorado, de centro-derecha, que postula a Pedro Bordaberry, y el Independiente, con Pablo Mieres, que figuraron con escasa aceptación en las encuestas.

Bordaberry, de 49 años, es hijo del ex presidente Juan María Bordaberry (1972-1976) quien en 1973 dio el golpe de Estado con apoyo de las Fuerzas Armadas e implantó una dictadura militar que se extendió hasta 1985. Bordaberry fue derrocado en 1976.

Cuando restaba una hora para finalizar los comicios, el centro montevideano iba adquiriendo mayor color con decenas de personas caminando o en vehículos, como si se prepararan para festejar. Una mayoría lucía la bandera de la coalición del Frente Amplio, de color rojo, azul y blanco. También decenas de automóviles y otros vehículos iban cargados de militantes, muchos de ellos luciendo la bandera blanca y celeste del Partido Nacional y en menor medida la del Partido Colorado.

Los vendedores de banderas de todos los partidos hicieron buen negocio.

El escenario de bullicio se vivió asimismo en la zona de la rambla costera de cara al río de la Plata, donde en plazas o caminando en una tarde llena de sol decenas esperaban los resultados de los comicios. No se informó de incidentes, salvo la amenaza de una bomba en un colegio en el barrio de la Aguada donde concurrieron los bomberos. Tuvo que detenerse la votación hasta comprobarse que había sido falsa.

Los bares y restaurantes estaban abiertos y en virtualmente todos se pusieron canales argentinos para ver el super-clásico del fútbol de ese país entre River Plate y Boca Juniors.

Desde Argentina, donde viven unos 300.000 uruguayos, llegaron centenares a este país para votar, aunque se desconoce cuántos.

Poco más de 2,5 millones de electores están habilitados en estos comicios que se iniciaron a las 08.00 horas (1000 GMT) con cierre de las urnas a las 19:30 (2130 GMT). La Corte Electoral ha informado que los resultados oficiales serán difundidos a partir de las 21:30 (2330 GMT).

El presidente socialista Tabaré Vázquez votó temprano y dijo a la prensa que estas elecciones ‘‘las vivo con mucho más tranquilidad que hace 5 años'', cuando fue elegido presidente como abanderado del izquierdista Frente Amplio.

El gobernante aseguró que a partir del lunes comenzará a funcionar un equipo de transición encargado de brindar a su sucesor electo la información sobre el estado en que entregará el gobierno el 1 de marzo de 2010.

"Será la más amplia, profunda y transparente de los transiciones que el país ha vivido'', enfatizó.

Lacalle visitó y saludó calurosamente a Margarita "Mima'' Cáceres, de 108 años de edad, partidaria suya que estaba sentada en un sofá, luciendo un pañuelo celeste al cuello y blusa blanca, los colores del Partido Nacional.

Ella fue testigo de los principales hechos políticos del país en el pasado siglo y se emociona cuando habla del caudillo blanco Aparicio Saravia que murió en la guerra civil de 1904.

Si ninguno de los candidatos supera el 50% del total de votos (que incluye también los votos en blanco) los dos más votados deberán disputar una segunda vuelta el 29 de noviembre.

Junto con el presidente, los uruguayos deben elegir a los 30 miembros de la Cámara de Senadores y los 99 de la Cámara de Diputados, además de Juntas Electorales en cada uno de los 19 Departamentos (provincias) del país.

Además, se votarán dos plebiscitos de enmienda constitucional: uno que propicia la autorización para que los ciudadanos residentes en el exterior puedan votar por vía postal, y el otro promueve la anulación de una ley aprobada por el Congreso en 1986 que amnistió a militares y policías acusados de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura. Para resultar aprobada, cada iniciativa debe superar la mitad de los votos válidos.

Jueces electorales de Chile, Colombia, El Salvador, México, Panamá, Paraguay y República Dominicana integran una misión de observadores de los comicios, la cual es encabezada por Roberto Cuéllar, director ejecutivo del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH).

Cuéllar dijo a la prensa que las elecciones son "un ejemplo de la solidez de Uruguay en materia electoral. Es un sello que distingue a Uruguay en América Latina'', acotó.

  Comments