Nation & World

En peligro el servicio postal de los sábados

Los planes del Servicio Postal de Estados Unidos para recortar miles de millones de dólares en pérdidas podrían poner fin al reparto de correo regular los sábados y reducir los beneficios de salud para los trabajadores postales retirados, advirtieron el jueves funcionarios ante el Congreso.

El Servicio Postal perdió $2,400 millones en el último trimestre, y estima que este año fiscal perderá $7,000 millones.

"Nuestra situación es más estrecha que nunca'', dijo John E. Potter, administrador general del Correo, en una audiencia de la subcomisión de Administración Financiera Federal para Seguridad Territorial y Asuntos Gubernamentales.

Como resultado, sugirió eliminar el servicio de los sábados, explicando: "Es el día de menos volumen de entregas, pero con el mismo nivel de costos fijos de los demás días. La mayoría de los negocios y oficinas profesionales abren de lunes a viernes, y muchos cierran los sábados''.

El Servicio Postal, que ha sido fuertemente afectado por la recesión y ha perdido clientes a causa de la internet, enfrenta un déficit de efectivo de $700 millones para el fin de este año fiscal, el 30 de septiembre. Ese mismo día, tiene que pagar hasta $5,800 millones por concepto de beneficios de salud para retirados. El Congreso está considerando una legislación que demoraría el pago de los beneficios médicos.

"Si la medida no se aprueba, no podremos hacer el pago'', indicó Potter.

Eliminar el reparto de los sábados le ahorraría a la agencia $3,000 millones al año, afirmó. Sin embargo, la Ley de Responsabilidad y Mejoramiento Postal del 2006 hizo obligatorio el reparto del correo seis veces por semana, y eliminar las entregas de los sábados sería polémico.

Los senadores se comprometieron a ayudar a la institución, que tiene 234 años de fundada, pero algunos expresaron su oposición a eliminar el reparto de los sábados.

"¿Es esta realmente la respuesta adecuada a esta crisis?", indicó la senadora Susan Collins, republicana por Maine. "El Servicio Postal no puede esperar ganar clientes si reduce sus servicios''.

Los senadores se mostraron más favorables a una propuesta anterior del Servicio Postal de considerar el cierre de cerca de 700 oficinas de correos de las 32,000 que existen en todo el país.

"Nosotros en el Congreso ponemos obstáculos cada vez que el Servicio Postal menciona siquiera que podría ser hora de cerrar o centralizar algunas de sus oficinas'', declaró el presidente de la subcomisión, Thomas Carper, demócrata por Delaware. "Ya no podemos permitirnos ese lujo''.

Ya se han reducido las horas a los carteros, y habrá más cortes. Los funcionarios están acariciando ideas de vender artículos no relacionados con el correo en las oficinas postales. El Congreso tiene la última palabra en cuanto al servicio de los sábados, pero el Servicio Postal puede decidir los despidos y otros asuntos.

Los legisladores estuvieron de acuerdo en la audiencia en que son necesarias medidas drásticas para salvar al Correo.

  Comments