Nation & World

Hombre acusado de asesinar a una bebita de once meses

La primera vez que Angeliah Duncan fue llevada de urgencia al hospital con una lesión en la cabeza, su madre dijo que se había caído de la cama. Las autoridades de cuidado infantil del Condado Broward sugirieron que la madre debía recibir clases para aprender a lidiar con los hijos.

La próxima vez que Angeliah fue al hospital, su madre dijo que había golpeado accidentalmente la cabeza de la niña con una cómoda. La respuesta de las autoridades a la madre fue la misma: matricúlese en las clases.

Nadie sugirió clases el pasado 12 de junio, cuando Angeliah fue de nuevo llevada al hospital, en esta ocasión con una grave lesión en la cabeza que según los médicos fue provocada por un estremecimiento violento. Angeliah murió tres días después, menos de tres semanas antes de cumplir su primer año.

El lunes, la policía de Hollywood acusó a Cecil O. Weekes, de 39 años, el novio de la madre de Angeliah, de asesinato. En una declaración jurada, los detectives dijeron que Weekes admitió haber estremecido a la bebé para que se tranqulizara. "Dijo: ‘acaba de terminar el [palabra obscena] llanto' '', se dice en la declaración jurada.

Angeliah fue bautizada el día antes de su muerte, un domingo, según documentos oficiales. Sus órganos se conservaron para ser utilizados en trasplantes.

La policía del Condado Broward (BSO) se encarga de realizar todas las investigaciones de abuso infantil para el estado bajo un contrato con el Departamento de Niños y Familias de la Florida (DCF). El martes, el DCF dio a conocer rápidamente todos sus documentos oficiales sobre Angeliah como respuesta a una solicitud de hacerlos público que hizo The Miami Herald.

Veda Coleman-Wright, portavoz del BSO, defendió cómo el departamento manejó el caso, y dijo que tanto los médicos de la bebé como el Equipo de Protección Infantil del Departamento de Salud de Broward (CPT), que examina a los niños para detectar indicios de abuso, no hallaron ninguna prueba de que las anteriores lesiones que Angeliah sufrió en la cabeza se debían a abuso físico.

"No somos médicos. Consultamos a los expertos médicos, y dijeron que no había prueba alguna de abuso'', dijo Coleman-Wright. "Lo que encontraron resultó ser consistente con la explicación de la madre de las lesiones de la niña''.

"No hay que buscar a nadie para culparlo'', agregó Coleman-Wright. "El responsable de la muerte de Angeliah está en la cárcel''.

En los breves 11 meses que vivió, Angeliah fue llevada cinco veces al hospital.

La niña tenía sólo dos meses de nacida cuando su madre, Rosemary Rodríguez, dijo que se durmió con la recién nacida en su pecho. "La pequeña se cayó del pecho de su madre y terminó en el suelo'', dijo un informe escrito por la policía de Hollywood.

Unos cinco meses después, el 2 de febrero, Rodríguez, de 28 años, llevó de nuevo a su hija al hospital. Cuatro días antes, según le dijo a los investigadores, la bebé se había caído de una cama cuya altura es de aproximadamente 18 pulgadas, y cayó al suelo de losa cubierta por un edredón. El Dr. John E. Wright, director del CPT le dijo al BSO que la explicación de la madre sobre las lesiones que sufrió la bebé parecía plausible, y que la madre "hizo lo que se suponía hiciera al llevar a la niña al hospital''.

"No hubo indicios de un peligro inmediato'', escribió un investigador del BSO.

El 8 de mayo, Rodríguez llevó de nuevo a su hija al hospital, en esta ocasión con un ‘‘gran hematoma'' en la cabeza. Los documentos indican que Rodríguez dijo que golpeó a la niña de forma accidental con cómoda. El BSO menciona una cita de un coordinador del equipo de protección que decía que Angeliah "sufrió tres fracturas en el cráneo'' debido al incidente.

"La lesión no indica ningún abuso físico ni sexual, y el abuso físico ha sido descartado por el CPT, en tanto la herida parece haber sido accidental'', escribió un investigador. "No hay antecedentes de agresión entre la madre y el novio''.

Sin embargo, los documentos oficiales indican que los detectives del BSO no hablaron con nadie sobre la familia de Angeliah después que el CPT llegó a la conclusión que las lesiones de la bebé no fueron causadas por ningún tipo de abuse. Por lo general, la política del DCF le exige a los investigadores que hagan "contactos colaterales'' con familiares, amigos, maestros y otras personas que estén al tanto del bienestar del niño.

Después que la niña murió, la policía de Hollywood lo supo por una amiga de la familia, Nadja García, quien le dijo que había presenciado a Angeliah sufrir abuso luego de haber estado bajo el cuidado de Weekes.

En algún momento antes de la seguinda lesión de Angeliah en la cabeza, le dijo García a la policía, ella y Rodríguez habían dejado a la bebé con Weekes mientras hacían alguna diligencia.

"Cuando regresaron'', se dice en el reporte policial, "Angeliah Duncan tenía lesiones en un brazo y en la boca. La lesión en el brazo le hinchó tanto el brazo que la manga de la blusa que tenía puesta tuvo que ser cortada''.

  Comments