Nation & World

Una nueva era para FIU

La Universidad Internacional de la Florida (FIU) se fundó hace 40 años, pero el lunes comenzó una nueva era.

La nueva Escuela de Medicina Herbert Wertheim --que costó millones dólares y es la única facultad pública de medicina del sur de la Florida-- se inauguró con el ingreso de su primera clase de 43 alumnos.

Es un momento estelar para una casa de estudios con un comienzo humilde, construida en los terrenos de un aeropuerto abandonado cerca de Tamiami Trail en 1972 y que con frecuencia ha vivido bajo la sombra de la Universidad de Miami, que es privada.

"No hay duda alguna de que es un momento muy especial en la historia de FIU'', dijo con orgullo Modesto Maidique, presidente de la universidad, el hombre que hizo posible la creación de la facultad y escogió el día de su inauguración para concluir sus 23 años al frente de la casa de estudios.

"Podía haberme ido hace semanas, pero quería estar aquí hoy'', dijo Maidique.

En la orientación, los nuevos alumnos --27 hombres y 16 mujeres-- de lugares tan lejanos como Argentina y la India, y tan cerca como Miami y Fort Lauderdale, se pusieron de pie y se identificaron con nerviosismo.

Este es el factor común que los atrajo a FIU: el nuevo enfoque de los estudios de Medicina de la facultad, hechos a la medida para la generación postrecesión, dedicado a la prevención y a servir a los menos afortunados.

"Pienso que este currículo revolucionará los estudios de Medicina a nivel mundial, y por eso estoy aquí'', dijo Kim Wu, de China, al grupo.

La matrícula es de $25,000 al año para los residentes de la Florida y $50,500 para los demás. La facultad dijo que hubo 3,332 solicitudes para este primer grupo.

Entre los escogidos están Trine Engebretsen, de 28 años y residente de Hollywood, quien cuando era pequeña fue la primera beneficiaria de un trasplante de hígado en la Florida.

Otro es Patricio Lau, de 23 años e hijo de una madre soltera que llegó de Nicaragua en el 2001. Lau dice que su asesora en la secundaria Miami Palmetto fue quien lo encausó por el camino que ha tomado.

"Es un sueño hecho realidad. Nunca pensé que iba a llegar tan lejos. Pero aquí estoy, listo para ser médico'', dijo Lau, quien fue aceptado en otras nueve universidades.

Un componente único del currículo de FIU que atrajo a Engebretsen y a Lau es el NeighborhoodHELP, que en el primer año junta a estudiantes con familias de bajos ingresos para labores de prevención de salud. Los alumnos identificarán enfermedades, los acompañarán a sus visitas al médico y verán cómo pagan los servicios.

"Esto es una inmersión total en los problemas de las familias'', dijo Pedro Greer, decano adjunto de la nueva facultad y director del programa. La semana pasada Greer fue galardonado con la Medalla de la Libertad por prestar servicios médicos a los desamparados del centro de Miami.

"Queremos que nuestros alumnos vean desde el primer día la relación entre la salud, la cultura y la economía'', dijo Greer.

La obra de la Universidad de Miami con los menos privilegiados a través del Hospital Jackson Memorial es bien conocida, pero FIU dice que su enfoque será diferente y único.

"Nuestro currículo innovador es una declaración de propósito'', prometió Rock.

Pascal J. Goldschmidt, vicepresidente de Asuntos Médicos y decano de la Facultad Miller de Medicina de la Universidad de Miami, aplaudió la nueva escuela.

"Esperamos establecer una alianza y colaborar con ellos para ofrecer a nuestra comunidad un servicio médico excelente y hacer de Miami y la región un destino médico y el centro del sector biológico de Estados Unidos'', afirmó.

Por ahora, la Facultad de Medicina de FIU comparte las aulas con la Facultad de Enfermería, que espera la terminación de su propio edificio.

Ambas escuelas serán parte de un complejo de servicios médicos que se levanta en la zona noreste del recinto sur de FIU en Miami-Dade. También incluirá el edificio del Departamento de Salud Pública del condado, un Centro Ambulatorio que prestará servicio a los habitantes de la zona y que se construye con $10 millones del gobierno condal. El complejo contará con un estacionamiento para 2,000 vehículos.

FIU pronostica que la escuela inyectará millones a la economía local en los próximos 10 años y creará miles de empleos.

La escuela recibirá $22 millones al año del estado para gastos operativos y $96 millones en fondos privados para completar su presupuesto.

La inauguración de la escuela fue precedida de numerosos tropiezos, problemas de dinero y la influencia de la política estatal.

Su avance es un reflejo del hombre cuyo nombre lleva, Herbert Wertheim, optometrista, empresario e inventor de Coral Gables de origen humilde que en una ocasión abandonó los estudios secundarios.

El padre de Wertheim era propietario de la ya desaparecida Beach Bakery en Hollywood. Wertheim, que solía usar botas de vaquero, asistió a las secundarias North Miami y South Broward, se alistó en la Marina de Guerra y posteriormente se hizo médico y tenía una consulta en Coral Gables. Wertheim desarrolló un recubrimiento para lentes que protege los ojos de los rayos ultravioleta.

Wertheim hizo una donación récord de $20 millones a FIU y uno de los edificios lleva sunombre.

"Me siento orgulloso, humilde y no sé qué decir'', dijo refiriéndose al honor de que la Facultad de Medicina lleve su nombre. "Para mi esposa Nicole y para mí es un honor ser parte de algo que marcará la diferencia'', agregó.

Wertheim estuvo allí para darles la bienvenida a los alumnos y ofrecerles un consejo: "Lleven un diario y anoten lo que hacen todos los días. Es un regalo inolvidable''.

Entre los otros donantes importantes a la escuela están Benjamín León, Jr., presidente de Leon Medical Centers, quien donó $10 millones; la Green Family Foundation y la North Dade Medical Foundation, cada una con $5 millones.

La semilla de la Escuela de Medicina de FIU se sembró en 1995, cuando la Asociación de Facultades de Medicina de Estados Unidos recomendó aumentar la cantidad de graduados en 30 por ciento en los 10 años siguientes.

Maidique lo consideró una invitación. En 1996 FIU creó un plan estratégico a 10 años con la enseñanza de Medicina y la investigación médica como sus propiedades.

Para Maidique, quien el lunes por la tarde recibió un homenaje y entonces entregó la presidencia a Mark Rosenberg, fue un día de emociones encontradas.

Exiliado cubano e hijo de un conocido político de la isla, Maidique salió del sector privado para tomar las riendas de FIU durante dos décadas, que ahora deja con el prestigio académico de tener una escuela de Derecho y otra de Medicina.

Durante su presidencia, FIU se triplicó en tamaño y creó las escuelas de Ingeniería, Arquitectura y Salud Pública.

Además, duplicó a 40,000 la cantidad de alumnos, implementó 22 programas de doctorado y aumentó la recaudación de fondos de menos de $2 millones a más de $100 millones.

Maidique será ahora profesor de Administración en la Facultad de Administración de Empresas y director ejecutivo del Centro de Liderazgo. También se convierte en el primer presidente emérito de la universidad. El mayor recinto de la universidad lleva su nombre.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments