Nation & World

Auguran fracaso de la transformación agrícola en la isla

Las medidas decretadas por el gobierno de Raúl Castro para incentivar la producción agrícola no conseguirán resultados eficientes ni lograrán llevar más alimentos a la mesa de los cubanos, aseguraron ayer expertos ante la XIX Conferencia Anual de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana (ASCE).

Al abordar el tema de la entrega de tierras ociosas en usufructo en la isla, el economista Juan Tomás Sánchez aseveró que no tiene sentido añadir nuevos campesinos en la inepta legislación agraria existente. ‘‘Ya existen en Cuba numerosos agricultores no estatales con una eficiencia y bajo costo probados en las peores condiciones, para tener que compartir las escasas raciones de implementos y suministros que puedan aparecer casi inesperadamente'', dijo Sánchez. "Sacrificar lo existente por añadir un sistema de campesinos de supervivencia parece demostrar que la intención es otra''.

El estudioso centró parte de su exposición en el Decreto-Ley 259 del 2008, establecido por el gobierno cubano con el propósito de rescatar las tierras improductivas y potenciar el desarrollo agrícola a lo largo del país.

En el 2007 el gobierno cubano reconoció que casi la mitad del área cultivable del país estaba ociosa o deficientemente explotada. Fue entonces que Raúl Castro llamó a sus compatriotas a "volvernos hacia la tierra''.

Pero hasta el momento, de las más de 110,000 solicitudes realizadas, se han aprobado sólo cerca de 82,000 para cubrir unas 690,000 hectáreas, lo que representa apenas el 39 por ciento del área ociosa.

El economista agrícola José Alvarez, profesor retirado de la Universidad de la Florida, considera que la agricultura cubana está en callejón sin salida.

"No hay forma de que un proyecto de reanimación agrícola pueda prosperar sin insumos ni estímulos suficientes y bajo el control de burócratas'', opinó Alvarez. "Aunque la reorganización puede mostrar algún nivel de eficiencia, es difícil valorar de dónde va a proceder la inversión para garantizar un mínimo de aseguramiento para la producción, desde contenedores y medios de transporte hasta almacenes''.

Más de 200 académicos, investigadores y estudiosos del tema cubano participan en la conferencia, que concluye hoy en el Hotel Hilton del downtown de Miami tras cumplir un abultado programa con 18 paneles y unas 80 ponencias.

  Comments