Nation & World

El reptil más grande capturado en la Florida

El personal del Hospital Veterinario de Okeechobee se ocupa habitualmente de animales grandes. Junto con las mascotas, tratan puercos, caballos, vacas y toros.

Pero el enorme reptil que se deslizó sin invitación en los terrenos del hospital asombró a todo el mundo. Resultó ser uno de los pitones birmanos más grandes que se hayan visto en la Florida.

El constrictor medía 17 pies, dos pulgadas y tenía 26 pulgadas en su parte más gruesa. Pesaba 207 libras, cuatro libras más que Vontae Davis, la primera selección del draft de los Miami Dolphins.

"Fue un shock total'', dijo Patty Harvery, una técnica del hospital, cuyos 20 acres están justo al norte del Okeechobee. "Vemos grandes caimanes todos los días en el Okechobee pero uno nunca esperaría ver una serpiente de este tamaño''. Los gerentes de la fauna silvestre tomaron el incidente como una prueba más de que la exótica serpiente, que se ha asentado en los Everglades, se está propagando por todo el estado.

"La captura de este gran pitón muestra lo bien que estos animales se pueden desarrollar en estado salvaje y crear una situación de peligro si se escapan o se les suelta ilegalmente'', dijo Rodney Barreto, presidente de la Comisión de Conservación de Peces y Fauna Silvestre de la Florida (FWC).

Hace dos semanas, la FWC empezó un programa experimental de permisos que les permite a los expertos en reptiles matar a los pitones birmanos en los terrenos alrededor de los Everglades, donde se calcula que su población ha llegado a las decenas de miles.

Pero no fue la patrulla de los pitones la que capturó a la serpiente en los terrenos del hospital.

Fue vista el jueves por la tarde por Corey Surls, de 11 años, cuyo tío, el veterinario Jim Harvey, es el dueño del hospital.

El muchacho pasa mucho tiempo en los terrenos y oyó a unos obreros de la construcción que están trabajando en unas adiciones al hospital hablar de la gran serpiente que habían visto en una zanja, dijo Patty Harvey. "Fue corriendo a la zanja y, en efecto, allí estaba''.

Surls le dijo a la WPBF en West Palm Beach que inicialmente sintió miedo pero, apuntando al primo que fue con él, dijo "Yo estaba del otro lado de la cerca, así que ella lo iba a coger a él primero''.

Rápidamente llamó a su tío. El veterinario mató a la serpiente con un rifle calibre .22, dijo Patty Harvey. Aunque es ilegal dispararles en las áreas administradas por la FWC o en terrenos federales, la FWC dice que se le puede disparar legalmente en terrenos de propiedad privada si las leyes locales permiten el uso de armas de fuego.

Posteriormente, el personal del hospital posó para lo que Patty Harvey llamó "una foto de una vez en la vida''. Hicieron falta ocho de ellos para sostener la serpiente. Harvey es la tercera de la izquierda, sonriendo.

"Me dan miedo las serpientes'', dijo. "Todavía se estaba moviendo. Supongo que sus músculos se siguen moviendo un tiempo después de su muerte''.

Como una de las mayores serpientes del mundo que, en ocssiones, llega a los 20 pies, los científicos consideran a las pitones birmanas como una seria amenaza a las especies nativas.

Se les han sacado del vientre desde cascos de venados hasta grandes ratas.

Pero no se encontró nada de particular en el estómago de la pitón, y Harvey dijo que ninguno de los animales del hospital faltaba.

Los funcionarios de Fauna Silvestre buscaron algún microchip, requeridos para las mascotas según la ley estatal desde 2007, pero no encontraron ninguno.

Patty Harvey dijo que se había donado la carne a un institución de rehabilitación de fauna silvestre cercana, algo que les permitirá a las especies nativas engordar a costa del depredador.

El futuro de la piel es incierto, aunque Harvey admitió que las mujeres del personal habían bromeado diciendo que pudiera servir para hacer muchas y muy bonitas carteras.

  Comments