Nation & World

Cason fustiga retiro de pantalla en Oficina de EEUU en Cuba

El ex jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos (USINT) en La Habana, el embajador James Cason, criticó el jueves duramente a la administración de Barack Obama por retirar la pantalla electrónica que durante tres años transmitió noticias y mensajes políticos a los cubanos desde el edificio de esa sede diplomática.

"Es un grave error'', dijo Cason en una entrevista con El Nuevo Herald. "Esa fue una idea que nació para hablar con el pueblo de Cuba, porque Fidel Castro había montado una ‘batalla de ideas' que sólo permitía hablar de un solo lado''.

El Departamento de Estado anunció este lunes que había decidido apagar la pantalla instalada en el 2006 porque ya no resultaba eficaz como instrumento para proporcionar información a los cubanos, a la vez que reconoció como un "gesto muy positivo'' la eliminación de unas pancartas propagandísticas alrededor de la USINT por parte del gobierno de Raúl Castro.

Pero Cason, quien estuvo al frente de la USINT entre el 2002 y el 2005, consideró que se trata de una iniciativa estéril y aseveró que la política estadounidense respecto a Cuba "no se está moviendo hacia ninguna parte''.

"Es inútil, nunca tendremos reciprocidad de Fidel y Raúl Castro'', manifestó Cason, actualmente director del Centro para una Cuba Libre, en Washington, D.C. "Obama descubrirá pronto que no vale la pena hacer concesiones y gastar su capital político en un régimen que no quiere negociar y nunca ha estado dispuesto a hablar de derechos humanos''.

Cason fue el artífice de la llamada "guerra de las pancartas'' en diciembre del 2004, cuando decidió añadir a los clásicos adornos navideños de la sede diplomática un aro lumínico con un 75 en el centro. La cifra aludía a los 75 disidentes condenados a largas sentencias en la primavera del 2003.

El gobierno cubano respondió con el levantamiento de grandes vallas frente al edificio con imágenes de torturas a presos iraquíes en cárceles estadounidenses y acusaciones de "fascista'' y ‘‘terrorista'' al presidente George W. Bush.

Fue entonces que emergió la idea del panel electrónico, que comenzó a emitir mensajes en momentos en que el ex gobernante Fidel Castro hablaba cerca de allí, el 4 de enero del 2006. Cuba contraatacó erigiendo más de 100 enormes astas con banderas para obstaculizar la visión de la pantalla colgada del edificio frente al Malecón habanero.

Sin embargo, Cason recordó que históricamente han existido otros carteles y mensajes contra Estados Unidos en las inmediaciones del edificio de la USINT, y que aún permanece en un área aledaña la Tribuna Antiimperialista José Martí, construida en el 2000.

"Fidel Castro necesita enemigos, definitivamente no quiere tenernos como amigos'', agregó. ‘‘En el momento en que puede lograrse algo crucial para el mejoramiento de las relaciones bilaterales, ellos siempre hacen algo para impedirlo [...] es como [el presidente Hugo] Chávez, incorregible''.

Cason recordó que en varias rondas de conversaciones migratorias, los representantes cubanos se irritaban cada vez que la delegación estadounidense intentaba poner sobre la mesa el tema de los derechos humanos.

"Ellos quieren una capitulación de Estados Unidos, así es imposible dialogar'', apuntó Cason.

Tras su estancia en La Habana, Cason fungió como embajador en Paraguay del 2006 al 2009.

En referencia a los ejercicios conjuntos realizados a mediados de este mes por unos 150 soldados estadounidenses y cubanos en el área de la Base Naval de Guantánamo, Cason dijo que era ridículo presentarlos como un hecho trascendental en las relaciones bilaterales.

"No es nada nuevo'', relató. "Eran ejercicios rutinarios, prácticas muy técnicas que hemos realizado por muchos años como algo normal entre dos vecinos que no quieren problemas. Pero eso no significa nada''.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments