Nation & World

Colombia afirma que advirtió a Venezuela sobre armas de las FARC

El Gobierno de Colombia afirmó hoy que había advertido a Venezuela, desde el pasado 2 de junio, sobre la posesión de lanzacohetes suecos, adquiridos por Caracas, por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Cesar Mauricio Velázquez, secretario de prensa del presidente colombiano, lvaro Uribe, leyó a Efe, en el marco de la Cumbre de Tuxtla, que se celebra en Costa Rica, una declaración oficial con la que su Gobierno pretende aclarar la situación tras los roces surgidos con Venezuela a raíz de esta denuncia.

Velázquez enfatizó que por ahora el único comentario que emitirá Colombia es esta declaración de diez puntos, en la que reitera que en octubre de 2008 la fuerza publica de Colombia incautó tres lanzacohetes en un campamento de las FARC.

La declaración subraya que "el pasado 2 de junio el canciller de Colombia, Jaime Bermúdez, entregó al canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, durante una reunión reservada en San Pedro de Sula (Honduras) un documento en el cual se evidencia la posesión de esos lanzacohetes por narcoterroristas de las FARC''.

Este armamento, añade el texto, era parte del lote vendido por Suecia a Venezuela en 1988.

''En la misma reunión, el canciller Bermúdez entregó también información documental en la cual dos cabecillas de ese grupo terrorista de las FARC mencionan la colaboración por parte de tres altos funcionarios del Gobierno venezolano en la entrega de lanzacohetes de características similares a los que posteriormente fueron incautados por la fuerza pública colombiana'', manifestó Velázquez.

El Gobierno colombiano aseguró que entregó a Venezuela esta información "de manera discreta con el propósito de obtener una aclaración'' por parte de Caracas, pero que hasta la fecha el Gobierno de Hugo Chávez "no ha dado respuesta alguna, no obstante, nuestra permanente y reiterada disposición de diálogo''.

La denuncia colombiana ha desatado un nuevo episodio de roces entre ambos países, pues ayer Chávez ordenó congelar las relaciones comerciales con Colombia a raíz de lo que llamó acusaciones "irresponsables'' de Bogotá.

Chávez también ordenó el "retiro'' del embajador venezolano en Colombia, Gustavo Márquez, y advirtió de que romperá definitivamente los lazos con Colombia ante una eventual "próxima declaración verbal'' del Gobierno de Uribe que signifique una "nueva agresión''.

En la declaración oficial de hoy, Colombia señaló que ha "recibido información adicional que demuestra que el grupo narcoterrorista de las FARC viene tratando de obtener misiles tierra aire (...) a través de traficantes internacionales de armas de otros países''.

Por su parte, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien también participa en la Cumbre de Tuxtla, hizo hoy un llamado al presidente Chávez, para que no aplique medidas contra Colombia y recurra al diálogo para resolver las diferencias.

Insulza lamentó que en Latinoamérica "al menor problema'' se retiran a los embajadores'' y aseguró que aún no ha conversado con Uribe acerca de este asunto, pero espera hacerlo en las próximas horas durante la Cumbre en Costa Rica.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments