Nation & World

Video casero se usará contra ex policía de Hialeah

El Día de los Enamorados del 2008, mientras sus hijos lo abrazaban y su esposa filmaba un video, el policía de Hialeah Rolando Bolaños Jr. abrió un paquete y sacó una chaqueta gris con codos negros.

"Está preciosa'', dijo, probándosela.

Esa escena de vida familiar pudiera ser la clave cuando Bolaños Jr. sea sometido a juicio por atraco bancario. La fiscalía de Miami-Dade ha presentado como prueba un video que muestra a Bolaños Jr., hijo del ex jefe de la Policía de Hialeah, usando la misma chaqueta en febrero cuando atracaba un banco de Hialeah.

Documentos judiciales dados a conocer esta semana revelan más: los empleados notaron el número de las placas del carro y una peculiar verruga que tiene en la nunca, y su cuñado Orlando Salvat, sargento de la Policía de Hialeah le dijo a la policía que Bolaños Jr. envió un mensaje de texto indicando que algo andaba mal.

Bolaños Jr. está acusado de robo a mano armada pero no se ha fijado fecha para el juicio. Sam Rabin, su abogado defensor, le restó importancia al video.

"Lo más que pueden decir es que cosas que aparecen en el video son parecidos'', dijo Rabin. ‘‘¿Qué importancia tiene eso? Muy poca''.

Y añadió: "Mi cliente mantiene su inocencia y nosotros estamos defendiendo el caso enérgicamente''.

Bolaños Jr., de 36 años, fue policía de Hialeah hasta el 2004. Renunció cuando se descubrió que no había revelado un arresto antes de ser contratado. Anteriormente, él y su hermano Daniel Bolaños, que también era policía, fueron absueltos de acusaciones de golpear a un hombre de Hialeah durante un arresto.

Rolando Bolaños padre renunció en 2007 tras 20 años como jefe de la Policía de Hialeah.

Antes de su último arresto, Bolaños Jr. trabajaba para una empresa inmobiliaria de Miami. Salió de bancarrota en marzo del 2008 y su casa de Miramar fue sometida a ejecución hipotecaria en octubre.

Su cuñado, Orlando Salvat, sargento de la Policía de Hialeah, le dijo a la policía que justo antes del robo Bolaños Jr. había enviado mensajes de texto a su familia diciendo: "Díganle a los muchachos que los quiero'' y "Me gustaría nadar en el mar y ver un crepúsculo más''.

El 9 de febrero, aproximadamente a las 11 a.m., un ladrón entró en la sucursal del Bank Atlantic en 7775 W. 33 Ave. Llevaba unos pantalones vaquero, gorra de pelotero negra y la chaqueta gris con los codos negros. Le entregó un nota escrita a máquina a una cajera pidiendo dinero y le advirtió no metiera en la bolsa el paquete de tinta que usan los bancos para marcar el dinero robado.

La cajera le entregó $2,400. Tenía una mano en el bolsillo, como si tuviera una pistola, le dijo a la policía. Salió del banco, subió a su Mercedes negro y escapó.

Pero un empleado que estaba afuera anotó el número de la placa, que resultó ser del carro de Bolaños Jr., según reportes de la policía.

Aunque el rostro del ladrón aparece parcialmente oculto en el video de vigilancia, la policía lo vinculó de inmediato con el de Bolaños Jr. También reconocieron la peculiar verruga en la nuca que describieron los testigos.

Según la policía, 20 minutos más tarde, Bolaños Jr. hizo un depósito de $2,200 en efectivo en su cuenta bancaria pesonal en Miramar. Se entregó al día siguiente tras enterarse que la policía lo consideraba sospechoso.

Mario Morales, detective de la Policía de Hialeah, y varios colegas nunca encontraron la chaqueta, la gorra o la nota escrita.

El video de la familia Bolaños, confiscado por la policía en su casa, lo muestra probándose la chaqueta. También aparece la gorra que la policía cree que Bolaños Jr. usó durante el robo, que se ve en la cabeza de su hijo durante una función escolar.

  Comments