Nation & World

Inamovible el 'monte de banderas' frente a Oficina de Intereses de EEUU

Las banderas izadas por el gobierno cubano para obstaculizar la visión de un panel electrónico que proyectaba noticias y mensajes políticos desde la Sección de Intereses de EEUU en La Habana (SINA) se mantendrán a pesar de que Washington decidió apagar esa pantalla porque no era "eficaz''.

El llamado "monte de las manderas'', creado en 2006 en respuesta a la pantalla instalada en el quinto piso del edificio de la SINA, representa "un luto que se mantendrá por siempre'' en la isla, dijo a Efe el director de la Tribuna Antiimperialista de La Habana, Ivan Smith.

''Es un homenaje a 138 años de lucha desde 1898 hasta 2006. Un luto que se mantendrá por siempre porque representa 138 años de lucha de mártires y de víctimas del terrorismo en nuestro país'', indicó Smith.

El funcionario afirmó que en los últimos días se izaron banderas cubanas para las festividades por el Día de la Rebeldía Nacional, pero el miércoles se volverán a colocar las habituales enseñas negras de luto en los 138 mástiles del "monte'', construido como extensión de la Tribuna Antiimperialista.

Este martes sólo amanecieron izadas 22 banderas pequeñas ante la perspectiva de mal tiempo, una señal que algunos interpretaron en la isla como la respuesta del gobierno cubano a la decisión de Estados Unidos de terminar con las transmisiones de su panel.

El portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, señaló que la pantalla luminosa fue apagada en junio porque "realmente no era efectiva como instrumento para proporcionar información a los cubanos''.

''Era evidente que los cubanos no podían leer el panel por algunos obstáculos que se pusieron por delante'', dijo Kelly, y celebró que la isla también eliminó desde hace semanas las vallas y grafitis con alusiones negativas al gobierno de Washington que había alrededor de la SINA.

''Simplemente sentimos que este duelo de paneles despreciativo no servía para promover una relación más productiva'' entre ambos países, recalcó el portavoz.

En 2004 la SINA instaló carteles alusivos a los 75 disidentes condenados en la isla en la primavera de 2003, y las autoridades cubanas respondieron con grandes vallas frente a su edificio, con imágenes de torturas a presos iraquíes en cárceles estadounidenses.

El panel electrónico fue encendido en enero de 2006, y un mes después La Habana inauguró el "monte de las banderas'', a pocos metros de la entrada principal de la sede diplomática estadounidense.

Ese periodo de tensiones entre Washington y La Habana se conoció en la isla como la "Guerra de los carteles''.

  Comments