Nation & World

Matan a seguidor de Zelaya en zona fronteriza

Un hondureño apareció muerto este sábado en un camino rural en la zona fronteriza con Nicaragua y partidarios del depuesto presidente Manuel Zelaya culparon a los uniformados por el crimen, comprobaron periodistas de la AFP.

Periodistas de la AFP vieron el cadáver del hombre joven, con señales de golpes y heridas de arma blanca, tirado a un costado de un predio cafetalero, mientras manifestantes pro Zelaya impedían el acceso al lugar de la policía y los forenses.

"Ayer (viernes) fue visto por testigos que lo capturó la policía'' mientras participaba en manifestaciones por el retorno de Zelaya en El Paraíso, un pueblo situado a 10 km de la frontera nicaragüense, dijo la Radio Globo.

El hombre, identificado por amigos como Pedro Madriel Muñoz Alvarado, de 23 años, "apareció con señales de tortura, de que fue ejecutado'', agregó la emisora, uno de los pocos medios hondureños que ha mantenido una línea crítica al gobierno de facto de Roberto Micheletti.

Unos manifestantes dijeron a la AFP que la víctima vivía en la Colonia San Francisco, un barrio de clase trabajadora en Tegucigalpa.

Un oficial de la policía reconoció ante manifestantes y periodistas en El Paraíso que el hombre había sido detenido el viernes, pero dijo que no por razones políticas, sino por fumar marihuana, y aseguró que había sido liberado después.

"No, no fue la policía'' la responsable de la muerte, dijo el inspector policial, quien no se identificó.

El "fue puesto en libertad. Estamos a la espera de que venga el médico forense para que se esclarezca el caso'', agregó el oficial.

"Es una lástima que esto suceda, porque por el error de uno (Micheletti), están pagando los demás'', dijo Zelaya este sábado a periodistas en Nicaragua al recibir la información sobre el fallecido.

Hasta ahora sólo había oficialmente un muerto en incidentes relacionados con la crisis política en Honduras, pero esta semana una misión internacional denunció que tenía información sobre "ejecuciones extrajudiciales'' en el país tras el golpe de Estado del 28 de junio, mencionando otros cinco asesinatos, cuatro por razones políticas y uno por motivaciones homofóbicas.

  Comments