Nation & World

Compañía venderá planes de seguro médico en las tiendas

Mientras los empleados cesanteados pierden sus beneficios y los gobernantes discuten amplias reformas de la atención médica, una compañía planea vender seguro médico del mismo modo que otras promueven los iPods y los teléfonos celulares: en las tiendas.

Blue Cross Blue Shield of Florida, que ya tenía un local en Pembroke Pines desde hace más de un año, está preparando una expansión importante de entre cinco y ocho tiendas en todo el estado, incluyendo varias en el sur de la Florida.

"Los seguros médicos son complicados, eso lo sabemos'', declaró Doug Bartel, portavoz de Blue Cross. "A algunos les gusta interactuar personalmente, y eso es lo que estamos suministrando''.

Blue Cross y muchas otras compañías están promoviendo enérgicamente planes médicos individuales, los que venden en las tiendas, porque la recesión ha hecho que muchos al perder sus empleos pierdan la cobertura de grupo.

En los primeros seis meses del 2009, Aetna reportó que las ventas de planes individuales en la Florida han aumentado 22 por ciento. Blue Cross vio un aumento de 15 por ciento en solicitudes de pólizas individuales en los ocho meses recientes.

Muchos están optando por pólizas menos costosas con deducibles elevados. Blue Cross informa que su póliza más popular tiene un deducible de $1,500, seguida de una cobertura de 100 por ciento. Una póliza así para una familia saludable de cuatro miembros (padres de 45 años y dos niños de 11 y 8 años) cuesta $920 al mes en Miami-Dade y $973 en Broward.

Incluso antes de la recesión, las compañías de seguros pensaban que esta región era crucial para planes individuales. "No hay secreto de que el sur de la Florida es uno de los principales mercados de seguros en el país'', afirmó Eric Cormier, de Aetna. El motivo es que la región tiene muchas compañías pequeñas que no brindan seguros médicos.

Aún así, las pólizas individuales tienen serias limitaciones. "Generalmente son las menos efectivas económicamente'', comentó Ron Pollack, presidente de Families USA, una organización defensora de los usuarios de seguros médicos radicada en Washington.

"Esas pólizas tienen costos administrativos mucho más altos, y como resultado, uno recibe menos por los pagos de primas que lo que se recibe con planes de grupo'', declaró Pollack. ‘‘Además, los planes individuales son los que con más frecuencia discriminan contra las personas con condiciones físicas preexistentes''.

Alrededor de 15 a 20 por ciento de la prima individual es para la comisión del intermediario, señaló Javier Mendoza, presidente de AvMed. "En algunos casos puede ser hasta el 25 por ciento''. Aún así las pólizas individuales de AvMed han tenido "mucha aceptación'' desde que la compañía, con base en Miami, empezó a venderlas en enero.

Actualmente, BCBS (Blue Cross) rechaza 13 por ciento de las solicitudes individuales, Humana, entre 15 y 20 por ciento. En muchos de los casos se trata de personas con enfermedades crónicas costosas. "No se puede asegurar una casa que se está quemando'', subrayó Amy Powers, de Humana, ‘‘pero no creo que se nos deba representar como una compañía que rechaza a un cliente por que tiene catarro''.

Para los jóvenes y saludables, los planes individuales tienen sentido. En la tienda Florida Blue de Pembroke Pines esta semana, Edwin y Viviana Rosario fueron a comprar una póliza familiar. Hablaron con un representante de ventas mientras sus hijos, de 9 y 5 años, jugaban en un juego de vídeo de la propia tienda.

"Me encanta la red, pero quería hablarlo en persona'', dijo Viviana refiriéndose a su viaje a la tienda luego de haber utilizado el número 800 y el sitio de Blue Cross en la red.

Ella recientemente dejó su trabajo en Sony, que suministraba la cobertura médica de la familia. Su esposo es ingeniero electricista independiente. Se decidieron por una póliza de alto deducible para controlar los gastos y aun así estar protegidos de casos catastróficos.

La tienda de Pembroke Pines, decorada en colores suaves azul y crema, está diseñada de forma parecida a una tienda de teléfonos celulares, dice Bartel. Un conserje recibe a los clientes. Los agentes tienen oficinas individuales de cristal para tener privacidad.

Una zona tiene computadoras con pedestales, para que los agentes de ventas puedan enseñarles a los clientes cómo navegar por el sitio en la red para encontrar entidades médicas o enterarse de cómo van ciertas reclamaciones.

"Todavía estamos estudiando cuál será la mezcla correcta: Servicio,información, ventas'', dice Bartel. La clientela también puede tomarse la presión.

Según él, en el lugar se reciben unos 50 visitantes a diario. Hacia fines de año, se llenará de personas mayores que quieren detalles sobre enrolamiento en planes de organizaciones de mantenimiento de salud con el Medicare.

Como la mayoría de las compañías de seguros de salud, Blue Cross está muy involucrado con la red de internet. "Pero las diferentes personas quieren distintos modos de obtener información, de modo que ofrecemos alternativas'', dice Bartel.

AvMed tiene una tienda en Hollywood, especial para personas mayores con Medicare, y está pensando en abrir más tiendas para clientes más jóvenes. "Todo este giro, especialmente la parte individual, está surgiendo y evolucionando, con más opciones para los consumidores'', dice Mendoza.

Cormier, de Aetna, dice que la compañía está contenta trabajando con corredores y no ha sentido la necesidad de abrir tiendas. Humana tiene alrededor de una docena de centros de información (Guidance Centers), incluyendo uno en Tamarac, cuyo objetivo es las personas que tienen Medicare, pero no ha visto la necesidad de expandir el concepto por el momento.

Muchas compañías dicen que están reservándose sus opciones porque no se sabe lo que vayan a traer las reformas de la atención a la salud.

"Estamos preparados para cualquier cosa'', dice Bartel, de Blue Cross.

  Comments