Nation & World

Papel de Chavéz en crisis crea polémica entre hondureños

El presidente venezolano Hugo Chávez, quien suspendió los envíos de petróleo a Honduras y ha reiterado que sólo reconoce al gobierno del derrocado Manuel Zelaya, juega -según los políticos hondureños- un papel central en la crisis de este país centroamericano.

"Chávez mismo se ha encargado de crear la polémica'', dijo a la AFP el diputado democráta cristiano Ramón Velásquez, quien asegura que ha sido la alianza de Zelaya con el presidente venezolano la que impulsó su derrocamiento.

Por el contrario Doris Gutiérrez, que integra el Congreso de Honduras a nombre del partido de izquierda Unificación Democrática, cree que la responsabilidad que se le asigna a Chávez en la crisis hondureña se ha exagerado.

"Claro que Chávez tiene un modo de ser bastante particular, pero podíamos decir que detrás de todo hay una campaña para generar miedo y pánico'', explicó Gutiérrez.

Chávez anunció la noche del jueves que suspenderá los envíos de petróleo a precios subsidiados que su país suministraba a Honduras y el domingo, inmediatamente después de poner en marcha a la diplomacia venezolana para asegurar que se condene a quienes tomaron el poder en Tegucigalpa, incluso mencionó la posibilidad de usar la fuerza para devolver a Zelaya al poder.

"Esas declaraciones de suspender el suministro de petróleo y sus amenazas de una invasión son desmedidas para un pueblo que defiende la democracia'', dijo Velásquez, quien defiende la versión según la cual lo ocurrido en Honduras no es un golpe de Estado sino una sucesión constitucional.

Las consignas sobre Chávez suelen dominar en las manifestaciones a favor y en contra de Zeleya, que se suceden casi a diario desde que el presidente hondureño fue expulsado por los militares y reemplazado por Roberto Micheletti.

"No somos Venezuela, no queremos ser Cuba'', señalan letreros portados por manifestantes que respaldan a Micheletti y que niegan que la sustitución de Zelaya haya constituido un golpe de Estado.

En tanto, en las marchas que piden la restitución de Zelaya en la presidencia, los manifestantes proclaman su respaldo al Alba (Alianza Bolivariana para las Américas), el plan de integración continental lanzado por Chávez, y se le pide al mandatario venezolano que no deje sola a Honduras.

Zelaya, quien anunció que retornará a su país este fin de semana, una vez culmine el plazo fijado por la Organización de Estados Americanos a quienes han tomado el poder en Tegucigalpa para que lo restituyan, es un político de derecha que tras su elección dio un giro a la izquierda y se alió con Chávez.

"Sin duda el papel que juega Chávez en lo ocurrido en Honduras es central'', aseguró el politólogo colombiano Vicente Torrijos, quien fue académico en Tegucigalpa invitado por Zelaya durante su primer año de gobierno.

"La alianza con Chávez le costó a Zelaya el respaldo de muchos sectores dentro de su país. Nadie puede estar de acuerdo con un golpe de Estado, pero es una situación que se ha dado por la dinámica interna en Honduras'', afirmó Torrijos, profesor del centro sobre paz y conflictos de la Universidad Overta de Catalunya, en Barcelona (España).

En su opinión, Chávez va a aprovechar lo ocurrido con Zelaya para impulsar su proyecto, "con la ilusión de que el sistema interamericano termine plegado a su modelo'', señaló.

  Comments