Nation & World

Obama: Italia aceptará a tres detenidos de Guantánamo

Italia aceptará a tres detenidos de la prisión estadounidense en Bahía de Guantánamo, indicó el presidente Barack Obama tras reunirse en la Oficina Oval con el primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

En un discurso al término de las conversaciones, Obama elogió al primer ministro por respaldar los esfuerzos de Estados Unidos de cerrar la prisión de la base de Guantánamo en Cuba, y comentó que su ayuda "es muy importante para nosotros".

Con el fin de concretar su objetivo de cerrar la prisión el año próximo, Obama ha estado cabildeando con países extranjeros y algunas comunidades en Estados Unidos para que acepten recibir a algunos detenidos que no pueden ir a sus propios países por temor a que sean maltratados.

Sin embargo, sus esfuerzos para trasladarlos a instalaciones estadounidenses han sido frenados por una dura oposición de los legisladores en el Congreso.

En su encuentro, ambos dirigentes hablaron también sobre la situación en Medio Oriente, en Afganistán -donde Italia tiene unos 2.800 soldados - e Irán.

Un vocero de Berlusconi, que habló bajo condición de permanecer anónimo como suele hacerlo normalmente, indicó que el primer ministro está considerando enviar temporalmente a más de 500 policías, soldados, instructores de policía y pilotos a Afganistán, para reforzar a su contingente antes de las elecciones del 20 de agosto en esa nación asiática.

La semana pasada, el gobierno de Obama tuvo algunos avances al alcanzar un acuerdo clave con la Unión Europea para el traspaso de 10 detenidos fuera de Guantánamo. Uno de ellos fue enviado a Nueva York para que enfrente un juicio, mientras que otros fueron transferidos a Chad, Irak, Bermudas y Arabia Saudí.

El acuerdo con la UE anunciado el lunes señaló que las naciones europeas están listas para ayudar al gobierno de Obama a "dar la vuelta a la página" sobre la prisión de Guantánamo, la cual fue establecida bajo el gobierno del presidente George W. Bush. En un comunicado conjunto, la UE y Washington señalaron que algunas naciones del bloque europeo aceptarían a ciertos detenidos de Guantánamo, con base en un análisis "caso por caso".

El anuncio no dio detalles sobre los nombres de los países o el número de detenidos que estarían dispuestos a aceptar.

La pequeña nación insular de Palau, ubicada en el Pacífico sur, informó que aceptaría a 13 detenidos musulmanes chinos de Guantánamo.

Por su parte, Obama dio crédito a Italia por su participación en el acuerdo con la Unión Europea.

"Esto nos dará una oportunidad de crear una estructura legal internacional prolongada y duradera para enfrentar al terrorismo y que creo que será muy importante en ambos lados del Atlántico", afirmó el presidente.

El mandatario estadounidense envió a su representante personal en el tema del cierre de Guantánamo, Daniel Fried, a Europa en esta semana para negociar otras transferencias adicionales, informaron funcionarios del Departamento de Estado.

Fried visitará España, Portugal y Hungría, agregaron los funcionarios, los cuales solicitaron permanecer anónimos debido a lo delicado de las negociaciones.

La reunión de Berlusconi con Obama ofreció al líder italiano una oportunidad de restaurar su reputación internacional, después del escándalo sobre su vínculo con una modelo de 18 años, antes de una cumbre importante de la cual será anfitrión el próximo mes.

Berlusconi y Obama buscaron también terreno común para impulsar la economía, y se espera que ambos líderes conversen más sobre este tema en la reunión de julio del Grupo de los Ocho -las naciones más industrializadas del mundo- en L'Aquila, poblado en la cadena montañosa de los Apeninos devastado por un terremoto en abril.

  Comments