Nation & World

Chrysler eliminará cuatro concesionarios en el sur de la Florida

Tamiami Chrysler Jeep Dodge de Miami es uno de los grandes concesionarios en el sureste del país y uno de los mayores distribuidores hispanos de Chrysler en la nación, alegan sus propietarios.

Pero esas distinciones no fueron suficientes para que la instalación, en la Calle 8 y la 82 Avenida del suroeste, quedara fuera de la lista de 789 concesionarios que Chrysler planea eliminar para el 9 de junio. El fabricante solicitó el jueves a una corte de bancarrota de Nueva York autorización para reducir aproximadamente un 25 por ciento de sus 3,200 concesionarios.

Los profundos cambios en la red minorista de Chrysler ocurren en medio de una gran inestabilidad en el sector puesto que los consumidores han reducido sus gastos durante la recesión. Chrysler se declaró en bancarrota el mes pasado y General Motors está cerca de hacer lo mismo.

"Me sorprendió, preocupó y molestó, en ese orden'', dijo Carlos Planas, presidente de Tamiami Chrysler Jeep Dodge, al conocer la decisión de Chrysler. ‘‘No creí que harían algo así después de ser durante 20 años el concesionario de más volumen en Dade, el tercero en el estado y uno de los 100 mayores del país''.

Otros tres concesionarios del sur de la Florida fueron incluidos en la lista Chrysler:

* Maroone Dodge de Miami, 21151 NW 2 Ave., Miami.

* Maroone Chrysler Jeep Dodge, 4250 N. State Road 7, Coconut Creek. (Se planea fusionar las franquicias Chrysler y Jeep con un concesionario Maroone Dodge en Pembroke Pines.)

* Monarch Dodge, 2000 N. State Road 7, Lauderdale Lakes.

Los cuatro concesionarios del sur de la Florida emplean en conjunto a más de 250 personas.

Chrysler, que se acogió a la protección de la bancarrota el 30 de abril, envió cartas de notificación a los concesionarios en cuestión anunciándoles que reduciría su red de minoristas después de reducir la cantidad de plantas y producción de vehículos.

"El sector no tiene el volumen de ventas para apoyar a los concesionarios que hay ahora'', dijo Kathy Graham, portavoz de Chrysler.

Se espera que General Motors siga el mismo camino y elimine unas 2,600 tiendas, 42 por ciento del total.

Bajo la supervisión del tribunal de bancarrotas, Chrysler quiere transferir la mayoría de sus activos operativos a una nueva empresa creada por el fabricante italiano Fiat.

Chrysler escogió qué concesionarios eliminar tras evaluar el potencial de ventas, nivel de satisfacción del cliente de los concesionarios, así como el número de franquicias en cada lugar, entre otros factores, dijo Graham, agregando que 83 por ciento de los concesionarios rechazados venden más vehículos usados que nuevos.

Richard A. Baker, presidente de la Asociación de Concesionarios de Vehículos del Sur de la Florida, cuestionó la razón por la que Chrysler quiere eliminar 25 por ciento de sus concesionarios, que calificó de "clientes''.

"Queremos que el mercado determine cuántos concesionarios acepta'', dijo Baker. "Con el tiempo nos hubiéramos quedado con la cantidad adecuada de distribuidores'', agregó.

Dade Jeep Chrysler Dodge, en 13355 SW 137 Ave. en Miami cerró anteriormente este año.

Mientras tanto, los concesionarios rechazados enfrentan grandes dolores de cabeza. Chrysler informó que no comprará los vehículos nuevos que los concesionarios tienen en inventario, ni piezas o herramientas. La empresa indicó que ayudará a los concesionarios con la "redistribución'' de vehículos a otros concesionarios en la red.

Mike Jackson, presidente de AutoNation, con sede en Fort Lauderdale, empresa matriz de Maroone, dijo que no estaba nada contento con lo sucedido.

"Será un gran reto redistribuir esos vehículos'', dijo Jackson, presidente del mayor distribuidor de autos del país. "Una parte significativa de ese inventario ya tiene cierto tiempo o no se vende bien en este momento''. Los concesionarios que queden se mostrarán reacios a aceptar esos vehículos, agregó.

Mark Hodos, dueño mayoritario de Monarch Dodge, dijo que ha hecho todo lo que Chrysler le pidió para mejorar durante 35 años. Al final, dijo, eso no importó.

"Somos uno de sus mejores distribuidores, y ellos lo saben, y no les importa un comino'', aseveró Hodos.

Hasta un legislador está en la lista de los concesionarios de que Chrysler eliminará.

El representante federal Vern Buchanan, republicano por Longboat Key y propietarios de concesionarios desde 1992, se enteró que su distribuidor Venice Dodge estaba en la lista.

"Es un insulto. No se trata de mí. Yo no tengo problemas'', dijo Buchanan, el socio mayoritario del concesionario. "Esto se trata de más de 100,000 empleos [perdidos]. Nosotros estamos en el negocio de crear empleos, no eliminarlos''.

Jakcson, de AutoNation, dijo que Chrysler fue justa al decidir qué concesionarios eliminar.

"Es doloroso, crea problemas, pero necesario'', dijo Jackson. "Simplemente había demasiados concesionarios muy cerca unos de otros''.

Además de los dos distribuidores Maroone, otros cuatro de AutoNation fuera del sur de la Florida también serán eliminados. En total, los seis representaron sólo 1 por ciento de los ingresos operativos de la empresa en el 2008. AutoNation mantendrá 17 franquicias Chrysler en 10 tiendas.

George Morejón, cliente de Tamiami Chrysler Jeep Dodge, dijo que si eliminan ese concesionario, ya no podrá dejar allí su Sebring para darle servicio y caminar dos cuadras de regreso a su casa.

"Es una pena que Chrysler tomó esa decisión'', dijo Morejón, de 39 años y de Westchester. "Me siento cómodo con los que trabajan allí. Siempre me han dado buen precio y buen servicio''.

Planas, de Tamiami Chrysler Jeep Dodge, dijo que está trabajando con Chrysler en una posible nueva ubicación para la tienda, pero prometió luchar contra lo que calificó de "cancelación injustificada''. Los Planas --su hijo Alex es gerente general-- han invertido unos $15 millones en el distribuidor, dijo Planas.

Algunos abogados afirman que a los concesionarios que impugnen la decisión les costará trabajo probar a un juez de bancarrota que falle contra Chrysler.

"Es una batalla cuesta arriba'', dijo Michael I. Goldberg, abogado de bancarrotas de Fort Lauderdale. "La decisión de qué concesionarios mantener y cuáles eliminar es una decisión de negocios de Chrysler y el tribunal no puede bloquearla, excepto en circunstancias extraordinarias'', explicó.

Sin embargo, los distribuidores que quedarán fuera han formado un llamado Comité de Concesionarios Afectados de Chrysler'' para representar sus intereses ante el tribunal de bancarrota.

Lewis Kuhl, abogado de Miami que representa a concesionarios pero no tiene entre sus clientes a ninguno de los distribuidores de Chrysler en la lista en el sur de la Florida, dijo que enfrentarse a Chrysler sería "gastar dinero por gusto''.

"Desafortunadamente, algunos de esos concesionarios independientes serán, en cierto sentido, las víctimas'', dijo Kuhl. "Pero creo que al final los que concesionarios que queden van a beneficiarse y que la red de distribuidores de Chrysler será más fuerte''.

Este reportaje fue complementado con información de The Associated Press.

  Comments