Nation & World

ADN permite capturar al Violador de Kendall dos décadas después

Con la ayuda de pruebas de ADN y policías del Condado Monroe, detectives de Miami-Dade dijeron que atraparon al llamado Violador de Kendall, un hombre que según las autoridades aterrorizó a esta comunidad suburbana a principios de los años 90 y que podría estar vinculado a más de una docena de agresiones sexuales.

El sospechoso, William Angel Rivera, de 42 años, fue arrestado y acusado de cuatro violaciones, y podría ser responsable de otras 14, según la policía, que convocó a una conferencia de prensa para anunciar el arresto casi dos décadas después de los hechos.

Rivera fue detenido el martes por la noche después que las autoridades confirmaron que su ADN coincidía con el recogido entre víctimas de agresiones sexuales que no se han resuelto.

"No hay la menor duda. Es un violador múltiple muy activo, que desde que cometió sus delitos ha vivido en nuestra comunidad'', afirmó el miércoles Jim Loftus, subjefe de la Policía de Miami-Dade, en la conferencia de prensa, agregando que no hay pruebas que sugieran que Rivera sea responsable de otras agresiones sexuales después de esa etapa.

La policía dijo que Rivera fue arrestado en numerosas ocasiones durante años por numerosos delitos --como agresión, privación ilegal de libertad y conducta lasciva y libidinosa con un menor de edad-- pero hasta el año pasado no se le había tomado una muestra de ADN.

Esto ocurrió cuando Rivera fue hallado culpable de allanamiento de morada en el condado Monroe. La muestra de ADN se envió a un banco nacional de datos el 14 de abril.

El lunes el laboratorio informó a los detectives encargados del caso, Alberto Morciego y Bill Nadramia, que el ADN de Rivera coincidía con las muestras que se tomaron hace 20 años en algunos de los casos de Kendall.

Rivera fue arrestado al salir de su casa en el suroeste de Miami-Dade el martes por la noche. Está detenido en la cárcel de Miami-Dade acusado de varios cargos, como agresión sexual a mano armada, secuestro a mano armada e intento de asesinato.

"Es un padre cariñoso y un esposo amoroso'', declaró su esposa, Niurca Pérez, al canal de televisión WFOR-CBS4, aliado noticioso de The Miami Herald. "Eso es todo lo que puedo decir por el momento''.

Los anteriores arrestos de Rivera comenzaron con un allanamiento de morada y robo con fuerza en 1998, cargos que después fueron desestimados. En 1991 fue arrestado por robo de automóvil y al año siguiente fue condenado. En 1992 fue arrestado por golpear a su esposa, privación ilegal de libertad y agresión. Se declaró culpable de la golpiza. Posteriormente, en el 2002, fue arrestado por conducta lasciva y libidinosa con un niño y en el juicio fue absuelto.

Las declaraciones juradas del arresto revelan las pruebas contra Rivera en cuatro casos de violación:

* 18 de agosto de 1990: Una jovencita de 14 años caminaba cerca de Kendall Hammocks Park cuando fue arrastrada hacia una zona boscosa donde el agresor le robó las joyas. Cuando se negó a quitarse la ropa, Rivera presuntamente la amenazó con un cuchillo. Empezó a violarla, pero la muchacha le dijo que había muchos mosquitos, de modo que la hizo vestirse y la llevó a la parte trasera de un edificio, donde la obligó a tener relaciones sexuales.

* 7 de enero de 1991: Rivera asaltó a una mujer de 26 años que se dirigía a su trabajo, sujetándola por la fuerza y amenazándola de muerte. Más tarde la arrastró hacia una zona de malezas, le robó el bolso y una cadena de oro y le apretó el cuello hasta que perdió el sentido. Cuando recobró la conciencia, la mujer vio que tenía la ropa interior en los tobillos y el vestido levantado.

* 6 de abril de 1991: Rivera caminó detrás de una mujer alrededor de las 10:45 p.m. mientras escuchaba su Walkman. La agarró y comenzó a asfixiarla. La mujer perdió el sentido y fue arrastrada hasta un árbol. Allí le robó el reloj y la obligó a quitarse la ropa, incluyendo los zapatos y los calcetines, antes de cubrirle el rostro con la blusa. Rivera violó a la mujer y le devolvió el reloj.

* 17 de agosto de 1991: Un hombre enmascarado se acercó a una mujer que estaba sentada en una parada de autobús, le apuntó al pecho con un arma de fuego y le exigió que le entregara las joyas. Después la forzó a que se desnudara y la violó. Le dijo a la mujer que contara hasta 100 y escapó del lugar.

La Policía de Miami-Dade agregó que también identificó el ADN de Rivera en otros cuatro ataques y está investigando 10 casos adicionales que ocurrieron entre el 18 de agosto de 1990 yel 5 de abril de 1992, todos vinculados con el Violador de Kendall.

Todos los casos tienen elementos comunes, como el lugar y el hecho que las mujeres, lo mismo caminando que montando bicicleta, fueron atrapadas por detrás.

Los asaltos sembraron el terror entre las mujeres de la zona y muchas llamaron a la policía para pedir consejo. Otras decidieron armarse.

"Este sujeto era un peligro para la comunidad y estamos contentos de haberlo sacado de la calle'', indicó Morciego.

  Comments