Nation & World

Estado de emergencia en EEUU por la gripe porcina

Al tiempo que advertían que lo peor está por llegar, autoridades federales declararon el domingo el estado de emergencia de salud pública ante la rápida propagación de la gripe porcina, lo que significa la liberación de 12.5 millones de dosis de medicamentos antivirales para combatir la enfermedad, que hasta ahora ha contagiado a 20 personas en cinco estados.

Estas medidas se deben a que las autoridades locales y estatales, el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) y la comunidad médica internacional multiplicaron los mensajes de alerta al público, las pruebas y la vigilancia para tratar de contener el brote antes que se convierta en una pandemia.

El domingo se confirmaron cuatro casos nuevos en la provincia canadiense de Nueva Escocia. Se estima que en México, donde primero apareció la enfermedad, ya han fallecido 103 personas y al menos 1,614 han enfermado de gripe porcina durante las últimas semanas, según informó el domingo la Secretaría de Salud de ese país.

También se han reportado casos en Nueva Zelanda y España.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que la nueva cepa de la gripe porcina tiene potencial de pandemia, que ocurre cuando aparece un nuevo virus, para el que la mayor parte de la población no tiene anticuerpos y no hay ninguna vacuna para combatirlo.

Un funcionario del Centro de Prevención y Control de Enfermedades, en Atlanta, dijo el domingo que las pruebas con las vacunas regulares contra la gripe no han mostrado ningún beneficio con esta cepa, con lo que indicaba que las personas que se han vacunado contra la gripe no están protegidos contra esta variante.

En Estados Unidos no se ha informado de muertes, pero las autoridades confirmaron que ocho alumnos de una escuela secundaria de Nueva York dieron positivo después que docenas presentaron síntomas similares a los de la gripe. Varios habían regresado recientemente de un viaje a Cancún durante las vacaciones de primavera. Como medida de precaución, la escuela se cerró.

Las autoridades confirmaron otros siete casos en California, dos en Kansas y Texas y uno en Ohio, aunque se esperan nuevos casos en los próximos días. En la Florida no se ha detectado ningún caso.

"A medida que sigamos buscando casos espero que los encontraremos. Hemos multiplicado la vigilancia en todo el país para detectar casos y comprender mejor el alcance de la enfermedad y la magnitud del brote'', dijo el Dr. Richard Besser, director en funciones del CDC.

El presidente Barack Obama se mantiene informado sobre la situación y ha ordenado una ‘‘respuesta eficaz, enérgica y coordinada'', declaró el domingo el asesor de Seguridad Nacional, John Brennan. Varias entidades federales, como los departamentos de Salud y Servicios Humanos, y Agricultura, participan en las labores.

El virus que se propaga por Estados Unidos parece ser de la misma cepa que el que afecta a México, pero las autoridades no están seguras de por qué el brote no ha sido tan severo aquí. Hasta ahora todas las víctimas de la gripe en Estados Unidos se han recuperado y sólo una tuvo que ser hospitalizada.

Sin embargo, esto podría cambiar porque las enfermedades infecciosas, y en particular el virus de la gripe, son impredecibles, dijo Besser.

"A partir de los informes recibidos desde México yo esperaría que con el tiempo la enfermedad sea más severa en Estados Unidos'', alertó Besser "Creemos que esta gripe se seguirá propagando, aunque estamos tomando medidas enérgicas para reducir sus consecuencias''.

Un índice de severidad pandémica desarrollado por los CDC clasifica los brotes de gripe en términos de pronóstico de muertes y sigue el modelo del sistema de alerta de huracanes que emplea el Servicio Nacional de Meteorología.

Las cepas menos agresivas, las que pueden causar la muerte de 90,000 personas, están en la Categoría 1. La más severa, una epidemia de Categoría 5, podría matar a más de 1.8 millones de personas en Estados Unidos.

La declaración de emergencia de salud del domingo libera fondos federales, estatales y locales para combatir la enfermedad y contempla que las autoridades realicen pruebas de diagnóstico en niños pequeños. También autoriza la entrega de 12.5 millones de dosis de los medicamentos antivirales Tamiflu y Relenza de las reservas estratégicas. Las dosis se enviarán a los estados que las necesiten y se dará prioridad a los que tengan casos confirmados.

El Departamento de Defensa ha ordenado 7 millones de dosis adicionales de Tamiflu, dijo Napolitano.

Además, el Departamento de Agricultura está examinando al ganado para asegurar que la cadena de suministro de carne no esté contaminada, señaló Napolitano, quien agregó que la enfermedad no puede contraerse por la ingestión de carne de cerdo.

Los viajeros que llegan a Estados Unidos desde zonas infectadas quedarán sujetos a una vigilancia pasiva, según la cual tienen que llenar un formulario sobre su salud. Los que manifiesten síntomas serán aislados y se les suministrará equipo de protección. Además, se les podría someter a más pruebas, dijo Napolitano. Aunque el Departamento de Estado no ha emitido una advertencia oficial sobre los viajes a México, esto podría cambiar.

"En estos momentos no creemos que los hechos merezcan que se realicen más pruebas activas a los pasajeros procedentes de México'', declaró Napolitano. "Pero también se trata de una dinámica cambiante y podemos aumentar o reducir las medidas si la situación cambia'', agregó.

Esta información fue complementada con los servicios cablegráficos de El Nuevo Herald.

  Comments