Nation & World

Obama pide se proteja a usuarios de tarjetas

El presidente Barack Obama se reunió el jueves en la Casa Blanca con ejecutivos de los 13 emisores de tarjetas de crédito mas grandes del país y los presionó para que frenaran las tarifas excesivas y provean a los consumidores contratos más claros.

"No más letras pequeñas, no más términos y condiciones confusos'', indicó. "Queremos claridad y transparencia de ahora en adelante''.

Obama dijo a los ejecutivos que respaldará un proyecto de ley que brinde protecciones "sólidas y confiables'' a los millones de estadounidenses que usan tarjetas de crédito.

"Creo que tiene que haber protecciones fuertes y confiables para los consumidores --protecciones que prohíben los aumentos injustos en las tasas y prohíben las tarifas abusivas y las penalidades'', dijo Obama tras la reunión. "Los días de alzas en las tasas en cualquier momento, cualquier día y las trampas de los recargos por retrasos tienen que terminar''.

Agregó que las empresas emisoras de tarjetas deben explicar sus condiciones en lenguaje simple y facilitar que los consumidores comparen productos y tasas y agregó que debe haber una mayor supervisión para que sobre los transgresores caiga "el peso completo'' de la ley.

Tanto la Cámara de Representantes como el Senado trabajan en proyectos de ley sobre el tema.

"El Presidente cree que son necesarias nuevas normas para la industria de las tarjetas de crédito'', dijo la asesora de Obama Valerie Jarrett antes del encuentro en la Casa Blanca con los ejecutivos del ramo.

Obama y algunos legisladores demócratas desean enmendar lo que consideran prácticas abusadoras y engañosas que obligan a los consumidores a pagar intereses mucho más altos de los anticipados. Tanto la Cámara de Representantes como el Senado consideran un "compendio de derechos'' de los usuarios para limitar la capacidad de las empresas de tarjetas de crédito de elevar sus intereses en los balances existentes, requiriendo al mismo tiempo una mayor transparencia.

Los asesores de la Casa Blanca dijeron que la reunión de Obama con los banqueros forma parte de una campaña más amplia con diferentes sectores del mundo empresarial.

El objetivo de la Casa Blanca es buscar formas de proteger a los consumidores, especialmente durante una severa contracción económica, sin imponer normas que dificulten la emisión de tarjetas de crédito por parte de los bancos o que pongan el crédito fuera del alcance de muchos consumidores.

Los defensores de la industria del crédito temen que las consecuencias sean negativas y esperan que Obama escuche a los banqueros.

  Comments