Nation & World

Creen que un suplemento provocó la muerte de caballos venezolanos

Los 21 caballos de polo que murieron el domingo en Wellington fueron todos inyectados antes del partido en que iban a participar con un suplemento vitamínico prohibido por el gobierno llamado Biodyl, y los miembros del equipo creen que una dosis contaminada les causó la muerte, dijo el capitán del equipo.

Juan Martín Nero, capitán del equipo de polo Lechuza Caracas, declaró al diario La Nación de Buenos Aires que todos los caballos fueron inyectados con Biodyl antes del juego. ‘‘No tenemos ninguna duda sobre el origen del problema'', indicó Nero. "A cinco caballos no se les suministró la vitamina, y son los únicos que están bien''.

Biodyl, un suplemento hecho en Francia, está prohibido por la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) y su venta o uso en Estados Unidos es ilegal, dijo un portavoz de la agencia.

El Biodyl contiene vitamina B-12, selenio, aspartato de potasio y aspartato de magnesio. El año pasado, un envío importado a EEUU fue rechazado por funcionarios de la FDA porque se consideró ‘‘un nuevo fármaco para animales que es inseguro''.

La Nación reportó que el empleo del medicamento no está prohibido en Argentina, de donde son el veterinario y los jugadores del equipo de polo propiedad de venezolanos. "Para nosotros, las sospechas eran que había algo malo en el laboratorio'', dijo Nero. "Son vitaminas que no se les dan a los animales para mejorar su rendimiento, sino para ayudarlos a recuperarse del agotamiento''.

El doctor Scott Swerdlin, veterinario del Club Equino Palm Beach que ayudó a tratar a los animales cuando estaban muriendo, dijo que un veterinario con licencia podría obtener ingredientes similares al Biodyl presentando una receta en una farmacia que tenga la fórmula del suplemento.

Siobhan DeLancey, portavoz de la FDA, declaró que cualquier esfuerzo por crear una versión casera del Biodyl con los mismos ingredientes también podría ser ilegal.

La doctora Christie Ward, veterinaria de la Universidad de Minnesota, dijo que los suplementos por lo general no dañan a los caballos, pero que algunos tienen sustancias que podrían resultar peligrosas si se administran en grandes dosis.

El selenio, una sustancia hallada en el Biodyl, "puede ser tóxica cuando se administra a un nivel demasiado alto'', agregó Ward.

A medida que la investigación sobre la muerte de los caballos continúa, la especulación rodea al veterinario argentino del equipo. Félix Crespo, ex jugador de polo, estaba a cargo de la salud de los caballos y eécorrespondería supervisar su dieta y cualquier suplemento o inyecciones que pudieran haber recibido, dijo una persona allegada al equipo.

Los periodistas de Palm Beach Post Jose Lambiet y Kimberly Miller, y el investigador Niels Heimeriks contribuyeron a esta información.

  Comments