Nation & World

Willy Chirino reta a Raúl Castro a transmitir un concierto suyo

El cantante Willy Chirino le solicitó ayer por escrito al gobernante Raúl Castro que permita la transmisión en La Habana de un concierto que ofrecerá en Miami, "para seguir el proceso de apertura'' tras el levantamiento de las restricciones adicionales a los viajes y el despacho de remesas a Cuba ordenado por Washington.

Chirino hizo la inusual petición en una carta abierta a la Sección de Intereses de Cuba en Washington, que a su vez se encargará de hacer llegar la misiva a La Habana.

El documento de dos páginas indica que "el concierto sería transmitido legalmente a través de una señal de satélite en directo a una pantalla gigante que, con mis propios recursos, instalaríamos en ‘La Piragua', un parque en el área del Malecón, muy cerca del Hotel Nacional''.

La presentación de Chirino está programada para el 6 de junio en el American Airlines Arena, del downton de Miami.

Los detalles de la carta fueron dados a conocer por el propio artista en una conferencia de prensa, donde valoró la nueva estrategia de Washington "porque de alguna forma desarma a estos personajes cuando no los confrontas con violencia''.

En la misiva Chirino señaló que "aprovechando el momento presente en que se buscan nuevas oportunidades de acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, y después que usted mismo ha manifestado la posibilidad de una apertura democrática, pido nada más y nada menos que el pueblo cubano tenga acceso a mi música y a la de cualquier otro artista dentro y fuera de Cuba que, por su posición contestataria, son vetados por el gobierno''.

La declaración del cantante subrayó el hecho de que hay un sector mayoritario de la sociedad civil cubana que valora las propuestas musicales, independientemente de su origen.

"Yo creo no equivocarme cuando digo que hay un público numeroso dentro de Cuba que disfruta de nuestra música, y ningún gobierno debe interponerse entre un artista y sus seguidores. Le solicito que deje de ser un impedimento y que permita que los cubanos de la isla puedan compartir los frutos del trabajo de la comunidad artística cubana'', manifestó el autor de "Ya viene llegando''.

Por otra parte agregó que si Raúl Castro da luz verde a la transmisión del concierto "el acceso al lugar debe ser sin costo alguno o restricciones para todo aquel cubano que quiera asistir. Trabajaré con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos para obtener todos los permisos requeridos y llevar a cabo este sueño que por tanto tiempo he esperado realizar''.

Asimismo el cantautor apuntó que "el gobierno cubano debe permitirnos entrada a la isla para montar la pantalla y el equipo necesario, además de permitirnos acceso a un receptor para obtener la señal y transmitirla sin restricciones''.

En la carta Chirino recalcó que "debemos estar conscientes de que esto es un proceso complejo que requiere de la más alta tecnología para poder llevarse a cabo'', al tiempo que pidió una respuesta "antes del día 30 de abril para poder realizar (el proyecto de transmisión) a cabalidad. Llegó el momento de actuar por parte del gobierno cubano'', aseguró.

Durante la conferencia, Chirino también dijo que sería interesante que otras figuras de la música ayuden a concientizar a la opinión pública sobre la realidad cubana y los problemas que encara el ciudadano común por la falta de libertades individuales. En ese sentido mencionó los casos del español Miguel Bosé y los colombianos Juanes y Shakira, quienes han participado en actividades solidarias en favor de los pueblos y el futuro de las naciones de la región de las Américas.

En julio del año pasado Chirino -cuya música está prohibida por el régimen castrista- organizó una videoconferencia desde Miami con sus seguidores en la isla para compartir el lanzamiento de ‘‘Pa'Lante'', su producción discográfica más reciente. Pero lo que había sido programado como un encuentro virtual en el que se hablaría única y exclusivamente de música, se transformó también en un foro abierto donde las denuncias políticas fueron ganando terreno.

En esa oportunidad el cantante, que emigró a Miami durante la "Operación Pedro Pan'', a través de la cual salieron de Cuba al menos 14,000 niños entre 1960 y 1962, destacó la importancia de la unión para conseguir la tan ansiada libertad de Cuba.

Ayer el popular salsero enfatizó que La Habana debe mostrar un compromiso de apertura democrática y adelantó que bajo ninguna circunstancia limitará su repertorio musical en caso de que Raúl Castro acepte la propuesta de transmisión.

"La pelota está en su lado'', aseguró Chirino. "Es hora de que ustedes hagan algo para cambiar a la democracia en Cuba''.

jcchavez@elnuevoherald.com

  Comments