Nation & World

Influyente entidad pide ayuda para estudiantes indocumentados

Una de las principales organizaciones que aboga por la educación superior en el país presionó el martes al Congreso para que apruebe el Dream Act, una medida que legalizaría temporalmente a millones de estudiantes indocumentados para que puedan continuar sus estudios universitarios.

El College Board, una entidad sin fines de lucro con oficina central en Washington y conocida porque suministra la prueba de admisión universitaria conocida como SAT, entregó un reporte al Congreso, realizado por Roberto Gonzales, profesor asistente de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Washington, que resalta las barreras financieras y legales que impiden a este grupo de inmigrantes seguir estudios superiores, y los efectos negativos de esta realidad para la sociedad.

El informe destaca que más de 1.8 millones (15 por ciento) del grupo de inmigrantes indocumentados está compuesto por niños, de los cuales "la mayoría ha vivido gran parte de sus vidas en Estados Unidos, y han recibido educación primaria y secundaria en el país''.

Aunque el gobierno les permite estudiar en las escuelas públicas hasta la escuela secundaria, el camino se interrumpe cuando llegan al college o la universidad.

"Pueden ser deportados en cualquier momento a países que escasamente conocen. Esta pérdida de talento impone costos económicos y emocionales sobre los estudiantes indocumentados y sobre la sociedad estadounidense en general'', señaló el informe.

En Miami-Dade la iniciativa del College Board fue recibida con beneplácito por Eduardo Padrón, presidente del Miami Dade College, quien ha respaldado el proyecto de ley.

"No sólo estamos de acuerdo con el Dream Act, sino que desde el primer momento encabezamos la cruzada a favor de esta ley. Estos estudiantes llevan años aquí, son nuestros amigos y vecinos, y tienen cerradas las puertas para la educación superior. Estamos condenando a la mediocridad a una juventud llena de promesas'', dijo Padrón.

Este planteamiento coincide con varias conclusiones del informe:

* Legalizar a los estudiantes indocumentados aumenta las ganancias de los colleges y universidades, por la entrada de dinero por pagos de matrícula que de otra forma no llegarían a la institución.

* Si se les da la oportunidad, estos estudiantes indocumentados tendrán empleos con salarios más altos, pagarán más impuestos y tendrán más dinero para invertir en la economía nacional.

* La inversión que se haga en estos estudiantes con ayuda financiera para pagar sus estudios, será recompensada con su contribución a la sociedad.

Los críticos que se oponen a la legalización de estos inmigrantes indocumentados afirman que no deben ser premiados porque violaron la ley.

Sin embargo, el informe destaca que este grupo de indocumentados tiene "características muy peculiares'': vinieron desde muy pequeños y han asimilado los valores y costumbres de la sociedad estadounidense.

"Son americanos en identidad y espíritu, pero no en papel [...] debemos darles la oportunidad de ser miembros dela única familia que ellos conocen y aman: la familia americana'', indicó Marcelo Suárez-Orozco, codirector de Estudios de Inmigración de la Universidad de Nueva York, y autor del prefacio del reporte.

kerodriguez@elnuevoherald.com

  Comments