Nation & World

Reclaman paternidad de Lugo para otro hijo

El presidente Fernando Lugo dijo el lunes que está dispuesto a "actuar con el argumento de la verdad'' y hacerse un examen de ADN si fuere necesario, luego que una mujer le reclamó el reconocimiento de un supuesto hijo, ahora de 6 años, que afirmó fue concebido cuando el mandatario era obispo católico.

La ministra de la Mujer, Gloria Rubín, dijo a los periodistas que "el Presidente me dijo que aceptaría hacerse el examen de ADN, o conversaría con Benigna Leguizamón'', para algún tipo de entendimiento.

Benigna Leguizamón pidió el lunes por la prensa a Lugo el reconocimiento de su hijo llamado Lucas Fernando, que afirmó fue concebido cuando el ahora mandatario era obispo de la diócesis católica de San Pedro.

El presidente Lugo reaccionó de inmediato y en una conferencia de prensa en el palacio de gobierno el lunes, sin aceptar de inmediato el reconocimiento de un segundo hijo, dijo estar dispuesto a ponerse a disposición de los requerimientos judiciales que surjan.

Sin embargo, advirtió que desea "mantener este tema en el ámbito estrictamente privado''

Lugo no contestó preguntas y leyó una breve declaración confirmando el contenido de otro comunicado difundido antes por Rubén Penayo, jefe de prensa del palacio de gobierno.

Lugo dijo que "con relación a la denuncia en los medios de prensa sobre un caso de paternidad, queda absolutamente claro que estoy dispuesto a actuar siempre con el argumento de la verdad y ponerme a disposición de todos los requerimientos que surjan en el ámbito de la Justicia y mantener este tema en el ámbito estrictamente privado''.

Agregó que el abogado "Marcos Fariña atenderá los aspectos jurídicos de este nuevo caso y también los requerimientos de la prensa sobre la cuestión''.

El abogado es el mismo que representó a Lugo la semana pasada para que éste reconociera como suyo a Guillermo Armindo, de 2 años de edad, concebido con Viviana Rosalith Carrillo Cañete, de 26 años. Ambos se conocieron cuando ella tenía 16 años de edad.

Fariña no fue ubicado en Asunción, probablemente, porque viajó a Ciudad del Este para reunirse con la nueva denunciante.

Antes de la declaración de Lugo las primeras en reaccionar fueron las ministras de la Mujer y de la Niñez y la Adolescencia, quienes ordenaron asistencia legal, psicológica y de seguridad para iniciar los trámites de filiación en Ciudad del Este, a 360 kilómetros al este de Asunción, donde reside la denunciante.

La ministra de la Mujer, Gloria Rubín, afirmó: "Estoy consternada... es un caso típicamente machista. Ya ordené que nuestro personal fuera hasta Ciudad del Este a realizar asistencia de todo tipo para la mujer e iniciar los trámites judiciales de filiación''.

Liz Torres, ministra de la Niñez y la Adolescencia, informó que se está asesorando legalmente a la mujer "para buscar el reconocimiento de la paternidad.

El niño tiene derecho a saber quién es su papá, a llevar su apellido y a recibir ayuda de él''.

"Lugo es mi jefe pero igual estamos accionando. Si el Presidente no reconoce la paternidad, deberá hacerse el examen de ADN'', sostuvo, aclarando que una denuncia de este tipo "sigue tramitándose hasta el final, no hay forma de detenerla porque así lo establece el código de la niñez''.

El mandatario fue jubilado del obispado en el 2004 por el entonces papa Juan Pablo II, por razones hasta hoy desconocidas. En diciembre del 2006 renunció a su condición de sacerdote para postularse a la presidencia por una coalición opositora que el 20 de abril del 2008 ganó las elecciones generales.

El papa Benedicto XVI sólo en julio del 2008 lo liberó de sus votos de castidad, obediencia y pobreza.

Durante una entrevista con el diario Ultima Hora, el canal 4 y las radioemisoras Uno y Cáritas de Asunción, Leguizamón, de 27 años, relató desde Ciudad del Este el lunes que "me animé a realizar esta denuncia a través de la prensa, antes de llegar a los tribunales, al ver que la semana pasada Viviana Carrillo consiguió que el presidente Lugo reconociera al hijo de ambos''.

Agregó que el 9 de septiembre del 2002 nació "nuestro hijo con la ayuda de una partera empírica porque él me daba muy poco dinero. Me pidió que le llamara Fernando Armindo pero le respondí que Armindo -para mí- es un nombre muy feo, entonces le puse Lucas''.

La mujer recordó que en el año 2000 "llegué con mis 17 años de edad y siendo madre soltera hasta el obispado de San Pedro (a 470 kilómetros al norte de Asunción) con una nena en los brazos, de otro hombre que nos había abandonado. Le pedí alguna ayuda porque era muy pobre y trabajé en el obispado, pero luego comenzó nuestra relación hasta que nació el niño''.

"Cansada de que nunca me ayudaba económicamente como debería ser para atender al niño, me uní en concubinato con otro hombre que hoy está incapacitado físicamente para trabajar porque tuvo un derrame cerebral. Debo mantenerlo y a nuestra familia de cuatro hijos, con mi humilde trabajo de productos de limpieza'', reveló a los medios de comunicación.

La mujer dijo a la prensa que fabrica en su casa detergentes y desodorantes de ambiente líquidos para baños y cocina y los vende casa por casa, a los pequeños almacenes, bares, kioskos. Los introduce en botellas de plástico reciclados, de gaseosas (refrescos). Sus hijos pequeños salen a las calles a recolectar las botellas de plástico, diariamente. Este tipo de actividad es normal en la población marginal.

  Comments