Nation & World

Obama promete revisar algunas políticas migratorias

El presidente Barack Obama se comprometió verbalmente a revisar algunas políticas de inmigración, particularmente un alerta anticipada cuando se trata de deportación de indocumentados con antecedentes policiales que podrían agravar los problemas de seguridad en sus países de origen, dijeron el domingo varios presidentes centroamericanos.

Obama y sus colegas del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) - conformado por Honduras, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Costa Rica, El Salvador y Belice - analizaron también la reforma migratoria y ampliación de un estatus temporal migratorio para todos los centroamericanos, así como aspectos de la campaña contra las drogas.

Los informantes coincidieron en que no hubo un compromiso formal del gobernante estadounidense.

Los países centroamericanos en conjunto tienen la segunda mayor cantidad de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos después de México. Las remesas de sus connacionales representan en promedio un 10% del Producto Interno Bruto de la región.

"El presidente Obama ha mostrado una gran apertura", dijo Manuel Zelaya, de Honduras. "Estamos sumamente satisfechos de su actitud frente a problemas de seguridad, migración y aspectos eminentemente de cooperación que existen entre nuestras naciones", agregó.

El compromiso fue hecho en el día final de la V Cumbre de las Américas, durante una reunión de Obama con presidentes del SICA. Obama se había reunido el sábado con los presidentes sudamericanos agrupados en UNASUR y caribeños en CARICOM.

Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo que Obama abordó también con los presidentes centroamericanos aspectos de la crisis económica, el comercio y seguridad, y que el tema de Cuba, parte importante del debate en la cumbre, "no fue abordado".

Tampoco hubo un "diálogo a profundidad" entre Obama y el presidente nicaragüense Daniel Ortega y la reunión en general transcurrió en un ambiente de cordialidad, dijo el informante que habló bajo condición de anonimato debido a que el encuentro presidencial fue privado.

El presidente de Guatemala, Alvaro Colom, indicó que Obama ofreció atender el reclamo de los centroamericanos sobre "la posibilidad de tener información anticipada de las deportaciones, por si vienen criminales" a sus países de origen.

La idea, según Colom, es que cuando inmigrantes buscados por la justicia sean arrestados no debieran quedar libres al llegar a su país de origen, como ocurre actualmente, sino continuar detenidos y hacer que cumplan sus condenas.

Dijo también que los presidentes pidieron que el TPS, el estatus de protección temporal que mayormente beneficia a salvadoreños, sea extendido a todos demás inmigrantes centroamericanos, a fin de permitirles vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos mientras dure ese permiso.

"No hay una promesa, pero se está trabajando", declaró Colom.

Dijo que en el tema de las drogas "pedimos combatir todos juntos el narcotráfico" y dotar de mayores recursos a los países centroamericanos, que son parte de la Iniciativa Mérida, pero que apenas reciben unos 50 millones de dólares, la décima parte de lo que recibe México en el mismo programa.

  Comments