Nation & World

Liberan los viajes a Cuba

Calificándolo de gesto que "extiende una mano al pueblo cubano'', el gobierno del presidente Barack Obama anunció el lunes el levantamiento de las restricciones a los viajes y envíos a la isla por parte de los cubanoamericanos, lo que les permite visitar libremente la isla y enviar más ayuda financiera a sus familiares.

"Es [un gesto] para llegar al pueblo cubano'', declaró Robert Gibbs, portavoz de la Casa Blanca, quien hizo el anuncio con Dan Restrepo, asistente especial del Presidente, quien habló en español.

"Estos cambios, muy necesarios, beneficiarán al pueblo cubano; esta política le extiende la mano al pueblo cubano'', aseguró Restrepo, quien agregó que la decisión significa que el gobierno federal "ya no participa en la regulación de las relaciones entre las familias cubanas.

En una "reflexión‘‘ publicada en una página de internet del gobierno cubano el lunes ya tarde, Fidel Castro dijo que que "Cuba ha resistido y resistirá'' y que "no extenderá jamás sus manos pidiendo limosna'', horas después que el Barack Obama anunciara medidas para eliminar las restricciones.

Cuba "seguirá adelante con la frente en alto, cooperando con los pueblos hermanos de América Latina y el Caribe, haya o no Cumbres de las Américas, presida o no Obama los Estados Unidos, un hombre o una mujer, un ciudadano blanco o un ciudadano negro''.

El cambio de política --que incluye la autorización a empresas estadounidenses a prestar servicios de telefonía y televisión por satélite en la isla-- es el gesto más significativo de Estados Unidos hacia Cuba en décadas y se produce en medio de esfuerzos en el Congreso para levantar todas las restricciones de viajes a la isla.

El gobierno espera acelerar cambios en la isla mediante un aumento de los contactos entre los cubanoamericanos y sus familiares en la isla, dijo la Casa Blanca.

"Es un esfuerzo por llegar al pueblo cubano, un esfuerzo por apoyar el deseo del pueblo cubano de determinar libremente el futuro de su país'', declaró a The Miami Herald un alto funcionario del gobierno federal. "El Presidente ha dicho que es el medio más directo para abrir la clase de espacio que es necesario para ver cambios democráticos en Cuba'', agregó.

Los cambios incluyen visitas y envíos ilimitados a la isla, permitir a empresas estadounidenses la negociación de contratos para servicios de comunicaciones en Cuba y la ampliación de la lista de artículos humanitarios que pueden enviarse, agregó el funcionario.

La Casa Blanca ordenará a los departamentos de Estado, Comercio y Tesoro que redacten los cambios a las normas para implementar la nueva política. No se sabe cuándo los nuevos cambios entrarán en vigor.

Obama prometió en la campaña mejorar las relaciones con Cuba y los nuevos cambios tienen apoyo entre muchos cubanoamericanos que desean visitar a su familia con más frecuencia. Más controversial sería levantar completamente las restricciones a los viajes a la isla, como han sugerido varios legisladores.

Freddy Balsera, estratega demócrata que dirigió la campaña de Obama en los medios en español durante las elecciones presidenciales, calificó los cambios de "innovadores y dinámicos''.

"El presidente Obama muestra su compromiso con la creación de cambios reales en Cuba y las medidas que anunció son una forma sustancial y efectiva para lograr eso'', dijo Balsera, que es cubanoamericano.

Sin embargo, los partidarios de la línea dura contra el régimen cubano criticaron a Obama por no tratar de sacar concesiones a La Habana. En una declaración conjunta, los representantes Lincoln y Mario Diaz-Balart dijeron que Obama ha cometido "un serio error al permitir el aumento unilateral de los viajes y el envío de dinero a la dictadura cubana''.

Los dos legisladores republicanos exhortaron a Obama a que insista en que Cuba libere a los presos políticos, legalice los sindicatos y la prensa y programe elecciones libres''.

Pero funcionarios de la Casa Blanca dijeron que el cambio está dirigido a aumentar las comunicaciones, entre los cubanos en la isla y aquí en EstadosUnidos.

Los cambios en materia de telecomunicaciones incluyen la autorización de operaciones de empresas estadounidenses de radio y televisión por satélite en la la isla y "autorizar a las compañías de telecomunicaciones a negociar acuerdos de operación y roaming en Cuba'', dijo el funcionario.

Balsera explicó que los cambios permiten a los cubanoamericanos enviar teléfonos móviles a la isla y dar a algunos cubanos acceso a mensajes de texto y correo electrónico.

La nueva política también amplía la lista de cosas que pueden enviarse a Cuba, como ropa, artículos de higiene personal y equipos de pesca.

"Funciona a nivel humanitario que el gobierno federal no interfiera en las relaciones familiares, pero también funciona a nivel estratégico para abrir espacios en la isla con el fin de promover la clase de democracia de base que todos desean ver como parte del futuro cercano de Cuba'', dijo el alto funcionario del gobierno federal.

La Casa Blanca exhortó al gobierno cubano a abandonar su práctica de quedarse con una parte de todas las remesas.

"Lo importante es que el gobierno federal abandona la normación de los contactos entre las familias cubanas'', agregó el alto funcionario. "El Presidente desea dejar en claro que piensa que el gobierno cubano también debe abandonar esa actividad, así como no cobrar cantidades exageradamente altas por las remesas, como hace ahora''.

Pero queda prohibido enviar artículos a altos funcionarios del gobierno y del Partido Comunista.

El anuncio coincide con el comienzo de la quinta Cumbre de las Américas, que se inaugura esta semana en Puerto España, Trinidad. Varios líderes latinoamericanos han presionado al gobierno de Obama a normalizar las relaciones con Cuba y el tema de la isla probablemente sea tema de debate.

El Congreso eliminó en marzo las restricciones a los viajes a Cuba implementadas por el presidente Bush en el 2004, lo que permitió que los cubanoamericanos viajes a la isla una vez al año de manera indefinida.

En el 2004 Bush limitó los viajes a una vez cada tres años y sólo para visitar a familiares cercanos después que el gobierno cubano detuvo a 75 disidentes durante una ofensiva contra la disidencia.

Obama prometió durante la campaña mejorar las relaciones con Cuba pero su gobierno ha prometido no levantar el embargo comercial a la isla.

"El camino a la libertad para todos los cubanos debe comenzar con justicia para los prisioneros políticos, derecho a la libre expresión, derecho a la libertad de asociación, y tiene que llevar a elecciones justas y libres'', dijo Obama en Miami durante una escala de campaña. ‘‘Ese es mi compromiso'', agregó.

Los observadores de la situación cubana dicen que es poco probable que La Habana haga algún gesto importante en respuesta. Cuba desea que Washington levante complemente el embargo comercial, a lo que Obama se resiste.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo la semana pasada que mientras el gobierno revisa sus políticas de viajes y remesas también busca "pruebas de que el gobierno de Cuba se haya comprometido a solucionar las disparidades entre sus ciudadanos en materia de derechos humanos y oportunidades económicas''.

Para algunos, los cambios no son suficientemente profundos. La decisión se produce una semana después que miembros del Concilio Legislativo Negro se reunieron con Fidel y Raúl y dijeron que planeaban pedir a Obama que sostuviera conversaciones con el gobierno cubano. En ambas cámaras del Congreso se han presentado proyectos de ley para levantar las restricciones a los viajes y el representante Sam Farr, demócrata por California, que viajará con Obama esta semana a la Cumbre de las Américas, dijo el lunes que planeaba entregar al Presidente una carta que solicitar más cambios a la política hacia Cuba y que incluye eliminar todas las restricciones a los viajes.

"Es hora de cambiar completamente nuestra relación con Cuba'', dijo Farr. "Eso debe comenzar con el levantamiento de las restricciones a los viajes y las remesas, pero no puede terminar ahí. Debemos ampliar esta nueva política diplomática a nuestro entorno y reanudar relaciones responsables con Cuba''.

La redactora Luisa Yanez, de The Miami Herald, contribuyó a este reportaje.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments