Nation & World

La agencia de desempleo no da abasto para las llamadas

Para algunos floridanos, perder el trabajo es sólo el inicio de sus frustraciones.

La agencia estatal que se ocupa de las reclamaciones de beneficios de desempleo no da abasto con una demanda de ayuda sin precedentes, aun tras haber contratado 500 empleados adicionales para atender las 1,000 líneas telefónicas en tres lugares distintos los días entre semana, y por las noches del fin de semana.

En lo que el índice de de-sempleo en la Florida se aproxima al 10 por ciento, la Agencia para la Innovación de la Fuerza de Trabajo (AWI) reconoce que muchas personas que llaman sólo reciben señales de ocupado. Y las que tienen suerte pueden tener que esperar por lo menos 10 minutos o más.

"No pueden conseguir a nadie en la línea'', dijo Ke-nneth Ruff, 46, vecino de Dunedin, un asesor de ingeniería desempleado, que dijo que le había tomado un mes descubrir que había perdido un plazo por tres semanas para presentar por sus beneficios. Dijo el que gobernador Charlie Crist y los legisladores tenían que crear un programa "para no dejar atrás a ningún trabajador''.

El estado dice que el medio millón de personas que recibe $300 en cheques semanales de desempleo hasta 59 semanas tiene que llamar cada dos semanas para reafirmar su estatus de desempleo.

"Una vez que uno entra en el sistema, permanece en el sistema'', dijo Bob Corder, conocido como el policía de la central telefónica de la AWI.

"Si permitimos que todo el que tenga una pregunta se ponga en cola, esas 1,012 líneas telefónicas estarían ocupadas de la mañana a la noche y nadie podría conseguir sus beneficios. Por supuesto que no nos gusta dar esas señales de ocupado''.

Desde su computadora en un cubículo cerca del Capitolio estatal, Corder monitorea los tiempos de espera en lugares como Fort Lauderdale, Orlando y Tallahassee. "Esto es muy bueno'', dijo mientras chequeaba su pantalla el lunes por la mañana. "Si podemos mantener esto en seis minutos, sería positivo''.

El AWI quiere que más personas apliquen por beneficios en línea a través de www.floridajobs.org. La agencia dice haber manejado 1.3 millones de reclamaciones de desempleo en el 2008, el doble que en el 2007, y que pronto estaría gastando hasta $6.25 millones en fondos federales para que una compañía privada se encargue de manejar el exceso de llamadas.

El estado va a requerir que el centro esté radicado en Florida y pagará basado en el número de llamadas, porque el volumen de llamadas cambia todos los meses.

"Estamos poniendo todos los recursos que podemos en esto'', dijo Corder. "Con la economía en la forma en que está, y con dos extensiones federales (de beneficios), nuestros clientes nunca nos dejan. No pueden encontrar trabajo''.

AWI dice no tener forma de saber cuántas llamadas no consiguen ponerse en contacto con un empleado físico.

Muchas personas, que no pueden comunicarse van a la oficina del gobernador o los legisladores por ayuda.

"Recibimos llamadas constantemente. Están simplemente abrumados'', dijo el representante Keith Fitzgerald, un demócrata por Sarasota. "Hay muchos necesitados y muy pocos recursos''.

Al mismo tiempo, el fondo para pagar por las compensaciones por desempleo se está contrayendo rápidamente. La semana pasada era de $619 por persona en comparación con $680 la semana anterior.

Algunos críticos dicen que la agencia necesita más recursos para enfrentar la peor crisis de desempleo desde mediados de los 70.

"No sé por qué (esperar) 10 minutos es OK. No debería serlo'', dijo la abogada Valory Greenfield de Florida Legal Services en Miami. "Si ese es el promedio porque con frecuencia es más''. Greenfield dijo que su asistenta llama a AWI dos veces al día y que las llamadas se desconectan después de que un tercer mensaje dice: "No hay ningún agente disponible en este momento. Llame más tarde''. El estado dice que eso es porque el que llama marca cero, la opción para preguntas generales. El número es 1-800-204-2418.

El buzón de mensajes electrónicos de Earl Simmons mostraba una larga lista de referencias de los legisladores estatales. Según Simmons, lo más difícil de su trabajo es tener que llamar a las personas que son "inelegibles'' para los beneficios.

Otra agente, Eicka Jones, 22, ayudó a un hombre a recuperar un cheque perdido de $275. Se había mudado pero el estado no tenía su nueva dirección y el Servicio Postal no reenvía los cheques de de-sempleo.

Jones dijo que muchas personas se mantienen optimistas a pesar de la dificultad de no tener trabajo.

"Muchos bromean'', dijo Jones. "A veces me preguntan si estoy contratando''.

  Comments