Nation & World

Morales declara huelga de hambre por la ley

El presidente Evo Morales se declaró el jueves en huelga de hambre en la casa de Gobierno junto a dirigentes de sindicatos oficialistas a fin de presionar para que el Congreso dé luz verde a las elecciones generales de diciembre.

"Frente a la negligencia de un grupo de parlamentarios, [nos vemos] obligados a asumir esta medida para defender el voto del pueblo'', dijo el mandatario en una declaración ante medios de comunicación, aunque más tarde aclaró que durante el ayuno mascaría coca, uno de cuyos efectos es el de aliviar la sensación de hambre.

Horas después, el Congreso bicameral ingresó en receso luego del desbande del grueso de la oposición por la aprobación de la primera fase en grande de la nueva ley electoral en una votación relámpago que causó mucho descontento, según imágenes difundidas por la televisora del Poder Legislativo.

Se trata de la fase inicial de una votación que se divide en dos fases: en "grande'' y "en detalle'', que se efectúa a mano alzada y después nominal.

Mientras, el titular del Parlamento Alvaro García, a su vez vicepresidente del país, llamó a los opositores a "cumplir su deber constitucional''.

"Por favor regresen, tenemos que cumplir un deber y una obligación constitucional'', les dijo García a los legisladores opositores, en rueda de prensa en la sede del Legislativo.

Los opositores a Morales -excepto media docena de ellos- abandonaron el plenario del Congreso, luego que en una confusa votación lograra aprobar en una estación preliminar, "en grande'', el proyecto de ley electoral impulsada por el oficialismo.

García señaló que "los que se han ido son los que han elaborado el acuerdo'' para modificar 27 de los 84 artículos de la futura ley transitoria que guiará las elecciones generales de diciembre y el referendo sobre autonomías en La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca, previsto para julio próximo.

"Lamento que el Congreso no pueda cumplir su obligación constitucional'', deploró García al pedir "disculpas por los momentos bochornosos de trifulcas, agresiones e insultos'' que vivió el Congreso la noche del jueves, plazo final otorgado por la Constitución para la aprobación de la nueva ley.

Senadores y diputados sesionan ininterrumpidamente desde la tarde del miércoles, mientras una comisión interpartidaria, encabezada por García, tendió lazos para un entendimiento.

Según García, luego de arduas negociaciones se logró acercar posiciones, entre otros, en torno al padrón electoral (haciendo correcciones al 30 por ciento del registro, es decir unos 700,000 ciudadanos) y las circunscripciones campesinas minoritarias (que se bajó de 15 a 8).

El acuerdo "modificaba sustancialmente el proyecto de ley original que envió la Cámara de Diputados'' a consideración del Senado, de mayoría opositora, señaló.

La oposición puso como condición para retornar a deliberaciones el retiro de campesinos leales al Gobierno apostados en los alrededores de la sede de los poderes Legislativo y Ejecutivo, en la Plaza de Armas de la capital, y la suspensión de la huelga de hambre del presidente Evo Morales en favor de la ley.

Mientras los productores de coca del Chapare, fieles a Morales, amenazaron con marchar el viernes sobre La Paz para tender un cerco al Congreso.

El dirigente Julio Salazar calculó que unos 3,000 afiliados al sindicato de cocaleros estarían dispuestos a lanzarse hasta la sede del Legislativo.

El gobernador de Cochabamba Jorge Ledezma, aliado de Morales, se sumó a la protesta en su región.

La huelga de hambre provocó rechazo entre los principales oponentes políticos del gobernante. El secretario de Autonomía del gobierno de la región de Santa Cruz, Carlos Dabdoub, dijo que Morales "busca avalar un gran fraude electoral''.

El ex presidente Carlos Mesa (2003-2005) indicó que Morales "está pretendiendo dar una imagen de algo que no está ocurriendo''. "Lo que el Presidente quiere es una ley hecha a su medida'', acotó.

Por la huelga, Morales suspendió un viaje a Cuba organizado para el jueves en la tarde que contemplaba un encuentro con el presidente Raúl Castro, dijo el portavoz presidencial en Bolivia, Iván Canelas.

En Nueva York el presidente de la Asamblea General de la ONU Miguel D'Escoto manifestó su apoyo a Morales en favor de "una ley que otorga mayor representatividad a los sectores más desfavorecidos'', según un comunicado divulgado por la agencia gubernamental ABI.

  Comments