Nation & World

Reaccionan a cargos contra Posada Carriles

Los cargos federales que vinculan a Luis Posada Carriles con los atentados explosivos en sitios turísticos de La Habana en 1997, muestran que el gobierno de Estados Unidos finalmente ha intervenido en el caso, dijo el jueves el hermano de un turista italiano que murió en uno de los ataques.

"Mi familia y yo hemos esperado por 12 años para que el gobierno de Estados Unidos vinculara oficialmente a Posada Carriles con el terrorismo internacional'', dijo Livio Di Celmo, hermano de Fabio Di Celmo, quien murió en el atentado al Hotel Copacabana. "Ya era tiempo de que se hiciera algo''.

Di Celmo participó en una conferencia de prensa telefónica para dar una cautelosa bienvenida a la acusación entregada el miércoles por un gran jurado en El Paso. Quienes denunciaban al gobierno durante la presidencia de George Bush por no aplicar todo el peso de la ley sobre Posada, expresaron de pronto cierta satisfacción.

Algunos dejaron incluso entrever que la acusación había sido posible por el cambio de gobierno, idea que comparten algunos exiliados que apoyan a Posada.

"Esto parece suceder dentro del contexto de una nueva disposición de escuchar a La Habana'', dijo Mario Echevarría, presidente de los Municipios de Cuba en el Exilio, que están organizando un almuerzo el 26 de abril para recaudar fondos para la defensa legal de Posada.

La prensa cubana informó sobre la acusación, dando la impresión de que el régimen de La Habana estaba agradablemente sorprendido.

La agencia de prensa oficial Prensa Latina y el periódico Granma dijeron que los cargos señalaban un "sorprendente cambio de estrategia'' por parte de la fiscalía.

El Departamento de Justicia negó toda implicación política del hecho.

"Los cargos se presentan solamente cuando lo permiten los hechos y la evidencia de un caso particular'', dijo Dean Boyd, portavoz del Departamento de Justicia. "Esta acusación nueva no es una excepción. El jueves, Estados Unidos buscó y obtuvo una acusación nueva contra el señor Posada que añadió nuevos cargos basándose en parte en información adicional que el gobierno obtuvo desde que se presentó la primera acusación''.

Agentes del FBI visitaron Cuba en el 2006 en busca de evidencia sobre los atentados, y un gran jurado federal en Nueva Jersey había examinado las supuestas actividades de recaudación de fondos de Posada entre los exilados cubanos de Union City.

La nueva acusación no plantea que Posada, de 81 años, colocara o concibiera los atentados con bombas contra hoteles, discotecas y restaurantes de La Habana. Se le acusa solamente de mentir en el tribunal de inmigración sobre su supuesto papel en los ataques.

Se acusa a Posada de perjurio por negar en el 2005 "haber solicitado a otros'' que colocaran las bombas y haber organizado que un sospechoso salvadoreño llevara a cabo el atentado en que perdiera la vida Di Celmo.

No se pudo contactar a Posada para que hiciera comentarios. Su abogado de Miami, Arturo V. Hernández, dijo que su cliente "evidentemente no puede estar contento'' con la nueva acusación, pero que ha "enfrentado tantos retos en su vida que este es solamente uno más''.

Hernández dijo que Posada se declarará inocente. Se había fijado una lectura de cargos el 17 de abril en El Paso, pero Hernández dijo que eso no tendrá lugar y que se presentarán mociones y solicitudes en corte. El comienzo de la selección del jurado se ha fijado para el 10 de agosto.

José Pertierra, abogado que representa al gobierno venezolano, dijo que Caracas ve la acusación como "un primer paso positivo de parte del gobierno de Obama'', pero que el gobierno tiene que ir más allá y acusarlo de asesinato en relación con los atentados y cumplir con las renovadas demandas de Venezuela para que Posada sea extraditado a Caracas para ser juzgado por el atentado contra un avión de Cubana de Aviación en 1976.

Pertierra afirmó que el presidente Hugo Chávez planea abordar el tema de la extradición cuando asista a la quinta Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago. El presidente Obama ha anunciado su asistencia a la reunión, que tendrá lugar entre el 17 y el 19 de abril.

Posada fue acusado en Caracas en relación con el atentado explosivo contra un avión de Cubana de Aviación en 1976 que salía de Barbados, en que murieron 73 personas.

Posada, quien ha negado toda conexión con ese incidente, fue juzgado y condenado por un tribunal militar en 1980, pero el veredicto fue anulado más tarde y el caso presentado de nuevo en los tribunales civiles.

Posada escapó de la cárcel en Venezuela antes de que el tribunal civil pudiera actuar. Luego de que Posada apareciera en Miami en marzo del 2005, el gobierno de Venezuela exigió que lo extraditaran.

achardy@MiamiHerald.com

  Comments