Nation & World

Detienen al general opositor Baduel

El general disidente y ex ministro de la Defensa de Venezuela, Raúl Baduel, fue apresado el jueves por un comando de la Dirección de Inteligencia Militar, por órdenes de la fiscalía militar que lo procesa por un caso de presunta corrupción administrativa.

La detención de Baduel se produjo como resultado de una nueva decisión de la fiscalía, que revocó el beneficio de libertad condicional de que gozaba hasta ahora, explicó el general Ernesto Cedeño, que preside la Fiscalía Militar.

Cedeño declaró al canal de televisión estatal Venezolana de Televisión (VTV) que hasta ahora han aparecido "elementos de convicción suficientes'' para justificar el delito que se le atribuye a Baduel por la "presunta sustracción de fondos de las FAN'', cuando el militar disidente estuvo al frente del despacho de Defensa, entre el 2006 y el 2007.

El fiscal militar justificó la captura de Baduel afirmando que el ex ministro "nunca tuvo la intención de cumplir con el requerimiento establecido'', refiriéndose a que Baduel no estaba dispuesto a presentarse voluntariamente en el tribunal o a ser encarcelado.

Omar Mora, abogado de Baduel, desmintió las afirmaciones del fiscal militar, y aseguró que el general disidente "se estaba presentando reglamentariamente cada 15 días'' en los tribunales militares donde se sigue su caso.

El proceso contra Baduel "ha estado signado por una serie de arbitrariedades e irregularidades'', dijo Mora.

"El Código Orgánico de Justicia Militar prevé que el único funcionario instaurado para abrir un caso de un militar es el fiscal general ante una corte marcial. Al general Baduel se le ha negado la posibilidad que se lleve a cabo el juicio ante las autoridades competentes. Este juicio tiene todas las posibilidades de declararse nulo'', detalló el jurista.

A partir del jueves, la fiscalía tiene 30 días para presentar una acusación formal contra Baduel, dijo el fiscal militar. "Ya tenemos elementos'', aseguró el funcionario, para demostrar la presunta apropiación indebida de "una alta cantidad de dinero'' de las FAN por parte del ex ministro.

El general Cedeño negó que la aprehensión de Baduel se hubiera realizado de forma violenta.

La detención se produjo de manera "escrupulosa de todo lo que es la aplicación de la ley'', debido a que "sabemos que estamos ante la mirada de la opinión pública y no queremos enviciar procedimientos con algún atropello'', subrayó.

Sin embargo, la esposa del disidente, Cruz María de Baduel, denunció que los oficiales de inteligencia militar que detuvieron a su esposo, le colocaron una pistola en la cabeza para impedirle que contactara a los abogados o a medios de comunicación.

"¿Por qué se ensañan de forma tan violenta contra mi esposo, por qué son tan cobardes?", dijo la señora Baduel en declaraciones a la radio venezolana.

En 1982, Baduel fue uno de los cuatro fundadores, junto al ahora presidente Hugo Chávez, del Movimiento Bolivariano 200, de donde se originó una conspiración militar que culminó con el fallido golpe de Estado de 1992. Baduel también fue responsible de que Chávez recuperara el poder en abril del 2002, luego que el alto mando militar le pidiera la renuncia.

La detención de Baduel se da en momentos en que el país experimenta un incremento de los ataques a sectores disidentes y de la oposición, como el alcalde de Maracaibo y ex candidato presidencial Manuel Rosales, que podría ser detenido por orden del ministerio público controlado por el chavismo.

"Baduel se ha convertido en un hombre peligroso para Chávez, porque tiene prestigio en las Fuerzas Armadas, y partiuclarmente entre los militares que se formaron respaldando al chavismo original'', dijo Américo Martín, analista político y dirigente opositor. "Es una figura inquietante y perturbadora para el presidente'.

Martín, que fue guerrillero y se entrenó en Cuba en la década de los 60, dijo que con esta jugada, el gobierno chavista "está copiando el modelo cubano de hacer desaparecer cualquier disidencia''.

El vocero oficial Jesse Chacón negó por su parte que la detención de Baduel forme parte de un clima de persecución política promovido por el gobierno.

"En este país, donde todo el mundo quiere que se combata la corrupción le hacemos un flaco favor si cada vez que se presente una denuncia se saca la bandera de la persecución política'', dijo Chacón.

Información complementada con servicios cablegráficos de El Nuevo Herald.

ocasto@herald.com

Related stories from Vida en el Valle

  Comments